Infusiones para tener buena salud

infusiones
Las infusiones son beneficiosas para el organismo

Existen infusiones para tener buena salud? Pues sí. Hoy os hablamos de varias opciones muy beneficiosas para nuestro cuerpo.

Las infusiones naturales disminuyen los síntomas de infecciones, como el alivio de resfriados, con un toque de sabor especial.

La tos, la mucosidad, los estornudos y algunas décimas de fiebre son los síntomas más habituales de resfriados o gripes.

Las infusiones naturales, como por ejemplo tés e infusiones especializadas, disminuyen las molestias provocadas por el catarro o afecciones gripales.

Además infusiones y tés son bebidas calientes muy saludables por todas las propiedades que aportan al organismo.

Al igual que la fruta y los vegetales, el té y las infusiones naturales son fuentes ricas en antioxidantes, que nos ayudan a mantener una buena salud, como parte de una dieta equilibrada.

Los antioxidantes son sustancias que ayudan a defender nuestro cuerpo de daños celulares y permiten un estilo de vida sano y activo.

Ejemplos de infusiones para tener buena salud:

Té Rooibos: Este tipo de infusión se caracteriza por tener un sabor muy suave y por su alto contenido en vitaminas, especialmente la vitamina C (por el limón y la naranja que pueden llevar añadidos), perfecto para calmar la tos y frenar síntomas gripales.

Rico en minerales y antioxidantes, lo hacen ideal para la salud de nuestro cuerpo. Éste no contiene teína.

La unión del Rooibos con las hojas sudoríficas y febrífugas del sauco combaten la tos y la fiebre.

Té verde al jazmín: Las propiedades antioxidantes del té verde unidas a las calmantes del jazmín, son un gran remedio para combatir resfriados.

El alto contenido en antioxidantes del té verde retrasa el envejecimiento, rejuvenece la piel y mantiene el cabello sano.

Té rojo: Utilizado en dietas de control o reducción de peso, puesto que favorece la eliminación de líquidos, grasas y colesterol.

Té con sauco y escaramujo: Es una de las infusiones rica en vitamina C y con propiedades astringentes y antiinflamatorias.

Además también tiene un ligero efecto diurético.

Té con regaliz: El té especiado con regaliz se convierte en una bebida antiinflamatoria y expectorante.

Ideal para reducir síntomas como la congestión nasal y la tos.

Infusiones de Tomillo: El tomillo es una hierba antiséptica y expectorante, que en infusión, beneficia el sistema respiratorio y calma la bronquitis.

Infusiones de Echinacea purpurea: Mejora las defensas del organismo y potencia el sistema inmunológico. Previene infecciones víricas.

Valeriana: Las conocidas infusiones de valeriana, tiene un eficaz poder relajante natural.

Se puede tomar a cualquier hora para combatir la ansiedad y el estrés.

Infusiones de Cola de caballo: Exquisita infusión, rica en sales minerales y flavonoides muy beneficiosos para el organismo.

Tila: Como es conocido, producen un efecto sedante y relajante que ayuda a conciliar el sueño y facilita el descanso.

Infusiones de Manzanilla: Esta infusión elaborada con las flores de manzanilla es ideal para mejorar las digestiones.

Poleo Menta: Su alto contenido en aceite esencial tonifica las vías respiratorias y evita también las malas digestiones.

Los tés y las infusiones son adecuados para todas las personas ya que no tienen efectos secundarios.

Sin embargo, recomendamos no tomarlas justo antes de ir a dormir para evitar que la teína que tienen (de la misma familia de compuestos como la cafeína del café) influya en el sueño.

Nutricionista en Casa en el 7º Congreso Alimentación Viva y Salud

 

El Nutricionista en Casa, una de las webs o blogs de referencia en nuestro país sobre asesoramiento-coaching nutricional y alimentación sana, estará presente en el  7º Congreso de Alimentación Viva y Salud.

Organizado por ViaDimensión, el congreso se celebrará este fin de semana, 11-12 de marzo de 2017, mañanas y tardes, en el bonito Auditorium Axa del Centro Comercial L´Illa Diagonal de Barcelona.

Es, sin duda, uno de los mejores puntos de encuentro de carácter anual de todos los expertos y personas interesadas sobre nutrición sana.

Profesionales como médicos, naturópatas, nutricionistas, dietistas,  especialistas en medicina natural aportarán los mejores conocimientos en alimentación y salud.

Se hablará de todos aquellos alimentos que nos dan salud y consecuentemente bienestar en nuestro organismo, tanto físico como emocional.

En el congreso se tratarán temas tan interesantes como:

alimentación deportiva, dietas para prevenir y combatir el cáncer o el origen de las intolerancias alimentarias y sus soluciones.

También sabremos la relación que hay entre la felicidad y los alimentos y los beneficios de la alimentación milenaria ayurvédica.

Durante el congreso, habrán 7 show-cookings, y 2 talleres donde se ofrecerá información para tener una buena salud.

Y además en el interior del recinto del congreso habrá una Feria de Alimentación y Salud.

En ella se podrá ver la oferta de pequeños productores de alimentación ecológica y salud.

Para mas información: https://www.facebook.com/events/2000239826869311/

Alimentos con fibra

Alubias, alimentos con fibra alimentaria
Las alubias son alimentos con fibra alimentaria

Alimentos con fibra, ¿cuales son? ¿Qué beneficios nos aportan? Hoy desvelamos esta incógnita, que tanta gente nos ha preguntado.

La fibra es una sustancia que se encuentra de forma natural en los productos de origen vegetal, es decir, los alimentos con fibra no provienen de animales.

Los vegetales pueden contener 2 tipos de fibra: la fibra soluble y la fibra insoluble.

Se encuentran en: las frutas, las verduras y hortalizas, las legumbres, los frutos secos, las semillas, los cereales integrales y en los granos enteros.

Dentro de los alimentos con fibra, los cereales y legumbres son ricos en fibra insoluble. Mientras que frutas y verduras son más ricas en fibra soluble.

Nuestro organismo no puede digerir la fibra, así que esta pasa a través de los intestinos rápidamente.

Beneficios de consumir alimentos con fibra

Los alimentos con fibra soluble son los que resultan más interesantes para casos de estreñimiento, hemorroides, control de colesterol en sangre y diabetes.

Los alimentos con fibra insoluble, en cambio, van mejor como laxante, con efectos más inmediatos que los de fibra soluble.

La fibra vegetal aporta volumen y sensación de hinchazón, con lo que comeremos menos.

Por ello la fibra se incorpora en dietas para control del peso o para adelgazar.

Los alimentos ricos en fibra dietética ayudan a reducir el colesterol (porque “arrastran” el colesterol malo LDL), estabilizan el azúcar en la sangre, y promueven una digestión sana.

Las dietas ricas en fibra también ayudan con el estreñimiento, pues será más fácil ir al baño, ya que la fibra hace incrementar el tamaño de las heces y acelerar el tránsito intestinal.

Además, el consumo de alimentos con fibra ayuda a reducir el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca, diabetes y algunos tipos de cáncer, como el de colon, puesto que con la fibra nos deshacemos de las partículas nocivas del intestino.

El único inconveniente es que el consumo de alimentos con fibra puede provocar distensión abdominal o gases.

Si le ocurre es que ha tomado demasiados alimentos con fibra y necesita reducir la cantidad de fibra en la dieta durante unos días.

Para prevenir los gases, hinchazón y cólicos intestinales, se debe aumentar el consumo de fibra poco a poco, durante un par de semanas.

Se debería de beber también bastante agua, pues al incrementar la fibra y no beber suficiente líquido, puede empeorar el estreñimiento en lugar de aliviarlo.

La ingesta diaria recomendada (IDR) o cantidad diaria recomendada (CDR), para adultos de entre 19 y 50 años de edad, es:

de 20-35 gramos al día para hombres y 22-25 gramos al día para mujeres.

¿Cuáles son exactamente los alimentos con fibra?

Para obtener más fibra en nuestra alimentación, debemos tener en cuenta los siguientes grupos de alimentos con fibra:

-Verduras y hortalizas

-Legumbres, frutos secos y semillas

-Frutas

-Cereales integrales y Granos enteros

VERDURAS y HORTALIZAS: 

Las verduras y las hortalizas son una buena fuente de fibra.

De entre todos los vegetales, el que más fibra tiene es la alcachofa. Una pieza tiene 10,3 gramos de fibra dietética.

Las demás hortalizas proporcionan al menos 5 gramos de fibra por porción, como el brócoli (7 gr), guisantes, judías verdes (ejotes) , apio y nabos,  y en menor medida la coliflor, zanahorias, maíz, patatas (papas, batatas), boniatos, lechugas, acelgas, zanahorias, coles de bruselas, calabazas, espinacas, espárragos, remolachas, champiñones y berenjenas, a la vez que son ricas en vitaminas y minerales.

LEGUMBRES, FRUTOS SECOS Y SEMILLAS: 

Otros alimentos con fibra a destacar son:

Las legumbres, como las alubias (blancas o moradas), guisantes, lentejas (15 gr), fríjoles negros, habas y entre otros, ofrecen al menos la mitad de la cantidad diaria recomendada de fibra dietética, y en menor medida, la soja, garbanzos y fríjoles blancos.

Los frutos secos y semillas (como las de lino o de chía) contienen buenas cantidades de fibra dietética. Nueces (7 piezas equivalen a 2 gr de fibra), pistachos, almendras y semillas de girasol, son de los más ricos.

Las legumbres, semillas y frutos secos también proporcionan fuentes de proteínas vegetales para los vegetarianos y las personas que tratan de reducir el consumo de grasas saturadas; además de subministrar minerales, como el hierro, cobre, calcio, fósforo, magnesio y vitaminas del grupo B.

FRUTAS:

Las frutas son otra buena fuente de fibra dentro de los alimentos con fibra.

Eso si, para obtener toda la fibra de las frutas es conveniente que las tomemos enteras y no peladas o en zumos ni jugos, ya que es en la piel donde hay más fibra soluble.

Las frutas frescas con piel, pulpa o semillas añaden una buena cantidad de fibra a la dieta diaria.

Las frutas altas en fibra son las ciruelas, arándanos, aguacates, papaya, uvas, piñas, melocotones, peras, manzanas, naranjas (5 gr), mandarinas, nectarinas, fresas, kiwis, higos, nísperos, pomelos, limones, frambuesas y plátanos (bananas), que ofrecen entre 3 y 8 g de fibra por porción.

Además son buenas fuentes de carbohidratos complejos, vitaminas (como la A y la C) y  varios minerales.

Las frutas desecadas como los higos, orejones y uvas o ciruelas pasas también tienen una cantidad considerable de fibra.

CEREALES INTEGRALES Y GRANOS

Dentro de los alimentos con fibra, los cereales integrales ofrecen 2 gr de fibra por porción; el trigo y la cebada poseen hasta 6 gr de fibra por porción.

En menor medida están: avena, maíz, centeno y arroz (un plato de arroz integral proporciona 3,5 gr de fibra).

Además poseen carbohidratos complejos, minerales y vitaminas del grupo B.

Los granos son otra fuente importante de fibra vegetal.

Los salvados procedentes de cereales son los alimentos más ricos en fibra.

El salvado de maíz tiene 85 gr fibra/100gr, el de trigo 44gr/100gr y el de avena 15.

Así pues, si pensáis que no estáis aportando suficiente fibra a vuestra dieta, centraros en tomar más alimentos con fibra.

Consejo final: mirad en las etiquetas de los productos, en la tabla de valores nutricionales, la cantidad de fibra.

Ah, y escoged siempre alimentos en su versión integral.

Ej: pan integral, (50 gr de pan integral son 3 gr de fibra), arroces integrales o pasta integral.