¿HAY BENEFICIOS EN LA ALIMENTACIÓN SIN GLUTEN PARA LOS NO CELÍACOS?

0011403118

Para situarnos, y antes de hablar de los beneficios que puede aportar una alimentación sin gluten, creo que es importante saber con exactitud qué es el gluten y por qué se habla de sacarlo de nuestra dieta.

El gluten, hablando en un sencillo lenguaje, es un compuesto de proteínas que se encuentra en el trigo y otros cereales, como son la cebada y el centeno. ¿Y en qué alimentos habituales podemos encontrar el gluten? En el pan, la pasta, la harina, las empanadas, la bollería, etc. Es decir, muchos de los alimentos y productos que consumimos habitualmente.

Una dieta sin este componente la suelen llevar aquellas personas que tienen dificultad para digerirlo o que tienen intolerancia (o incluso alergia) al gluten. Por tanto, que estas personas opten por una alimentación sin gluten si es imprescindible, pues es la única manera de que lleven una vida alimentaria sin ningún tipo de problemas o alteración física interna.

Sin embargo, y algunos hablan de que es por moda, hay mucha gente que me ha comentado que también ha optado por llevar una dieta sin gluten, por si acaso, pues conlleva ciertos beneficios. ¿Es realmente cierto? ¿Y cuáles son?

Retirar el gluten de la dieta provoca que las vellosidades intestinales se regeneren, lo que mejorará la capacidad de absorción de los nutrientes por parte del intestino, además de que permite una correcta eliminación de los desechos y las toxinas. Por otra parte, la flora intestinal benéfica crecerá y el sistema inmunológico se reforzará. Por tanto, es fácil darse cuenta, así en la teoría, que tiene beneficios para el intestino y el sistema inmunológico. Digamos, que nos regenera por dentro y nos limpia.

Pero ¿y funciona a largo plazo? Por ejemplo, optar por dejar de comer carne durante un tiempo ante un abuso de ella durante algunos días o unas vacaciones también nos limpia a corto plazo, pero no es beneficioso a la larga, ya que estaremos perdiendo algunos nutrientes imprescindibles para nuestro cuerpo (en el caso de los vegetarianos es muy importante que sepan sustituir esos nutrientes de la carne con otros alimentos que también los tengan, como son los frutos secos). El caso es que una dieta sin gluten para aquellos que no son intolerantes o alérgicos no es cien por cien recomendable, pues estarían perdiendo nutrientes. Por ello, si estás pensando en optar por una dieta sin este componente, lo ideal es que consultes a un nutricionista que pueda asesorarte personalmente y en función de tus necesidades y características. Tal vez sea recomendable para una temporada; o tal vez quieras saber si eres intolerante al gluten, pues en algunas ocasiones sentimos malestar ante ciertas comidas y no sabemos por qué. En cualquier caso, no dudes en consultar a un profesional.

El Nutricionista en Casa (www.nutricionistaencasa.com) en colaboración con Zaask