Archivo de la etiqueta: algas

Alimentos para evitar la ansiedad y el estrés

Baya acai evita ansiedad
Las bayas de Acai pueden evitar la ansiedad

¿Cómo evitar la ansiedad con alimentos? En una sociedad donde vivimos con estrés cada vez son mayores los casos de ansiedad. Para ayudaros a controlarla hay psicólogos, medicamentos… pero hay alimentos que nos ayuden a evitar la ansiedad?

En respuesta a varias preguntas que nos han llegado sobre esta cuestión, hoy, en El Nutricionista en Casa contestaremos a esta cuestión.

Existen alimentos que ayudan a evitar y curar la ansiedad y otros que contribuyen a ella, por lo que hemos de tener muy clara la elección de los alimentos adecuados que pueden evitar o reducir la ansiedad y mejorar nuestro estado de ánimo.

 La alimentación saludable, no nos cansaremos de repetirlo, es una de las mejores maneras de controlar las enfermedades humanas y entre ellas, claro está,  la ansiedad y el estrés.

Será beneficioso consumir alimentos con magnesio, vitamina B12 (y otras vitaminas del grupo B), zinc, triptófano y antioxidantes para ayudar a evitar la ansiedad y el estrés. Además, hacer ejercicio nos ayudará a liberar endorfinas que nos harán sentirnos mejor.

Los alimentos que se deben evitar consumir en casos de ansiedad serían: alimentos fritos, hidratos de carbono de alto índice glucémico, azúcares refinados y las bebidas alcohólicas (además del tabaco). El caso del café es enigmático porque a veces ayuda y otras no (en caso que tengas ataques de pánico).

En cambio, los alimentos que debemos introducir en nuestra dieta para evitar la ansiedad son:

Agua: una de las mejores cosas que puedes agregar a tu dieta es más agua. Muchos estudios han encontrado que la deshidratación afecta al menos a 1 de cada 4 personas con estrés persistente y la deshidratación causa más ansiedad.

Algas: Son ricas en nutrientes, tienen un alto contenido de magnesio y de triptófano. Las personas sensibles al gluten de los cereales tienen en ellas a un buen aliado.

Arándanos: se los incluye en la categoría de súper alimentos. Son ricos en vitaminas y fitonutrientes (nutrientes vegetales), con una variedad de antioxidantes que se considera muy beneficiosa para aliviar el estrés.

Almendras: contienen zinc, un nutriente clave para el mantenimiento de un estado de ánimo equilibrado. Además tienen hierro y aceites grasos insaturados. Estas grasas insaturadas, “las buenas”, son una parte importante de una dieta equilibrada y los niveles bajos de hierro han sido conocidos por causar fatiga del cerebro, lo que puede contribuye a la ansiedad y a la falta de energía.

Avena: la avena es recomendada para la reducción de la ansiedad, ya que promueve la producción de hormonas que trabajan como antidepresivas en el cuerpo. La avena también tiene altos niveles de proteínas, vitaminas, magnesio, y por supuesto, fibra.

Bayas de Acai (ver foto): uno de los nuevos alimentos que se han puesto recientemente de moda. Las bayas del Acai son tan ricas en fitonutrientes como el arándano y tienen unos altísimos niveles de antioxidantes. También son beneficiosas para casos de osteoartritis, para reducir el colesterol alto, la disfunción eréctil y para ayudar a perder peso.

– Chocolate: No es ninguna leyenda urbana, el chocolate ayuda en estados de ansiedad, estrés y depresivos, sobretodo el más puro, el chocolate negro. ¿Y porque? Tiene compuestos antioxidantes que mejoran el estado de ánimo y reduce el cortisol, la hormona del estrés, causante de los síntomas de ansiedad.

– Cereales integrales: Los cereales integrales y, aún mejor los granos enteros, son ricos en magnesio y la deficiencia de éste puede llevarnos a la ansiedad. Además contienen triptófano, que acabará convertido en serotonina, un neurotransmissor que nos da positividad y calma la ansiedad.

– Durazno: este alimento no demasiado conocido en Europa tiene fibras, vitaminas y minerales que ayudan a controlar la ansiedad y el estrés. Cada vez que tengas ansiedad come algunos duraznos que causan un efecto de saciedad, y evitan la ansiedad y las ganas de comer dulces.

– Frutos secos: se utilizan en estos casos porque llevan vitamina B, que participa en la formación de serotonina. Ésta desempeña un papel muy importante como neurotransmisor, especialmente previniendo la ira, controlando la temperatura corporal y manteniendo estable el apetito.

– Hojas de Naranjo: las hojas de naranjo funcionan como sedantes y somníferas. Prepara una infusión todas las noches antes de dormir, ya que te ayudará a tener buenos hábitos para dormir, ayudando a disminuir la ansiedad y el estrés.

– Lácteos: al ser fuente de  triptófano, aminoácido destacado por su capacidad de causar un buen humor y sensación de relajación, son muy recomendables.

– Pescado: El pescado, en especial el azul, posee omega 3, que se encarga de reducir enfermedades cardiovasculares y regular el azúcar en la sangre. Gracias a ser fuente de magnesio estimula la relajación y reduce el estrés y la ansiedad.

– Plátanos o Bananas: Contienen triptófano y es la principal fruta a nivel de potasio, lo que nos ayuda a garantizar el fortalecimiento del sistema nervioso, controlando los trastornos de ansiedad y estrés.

Raíz de maca: Otro de los alimentos semidesconocidos. El polvo de su raíz (que se puede añadir a varios alimentos y bebidas) tiene más fitonutrientes que casi todo tipo de frutas y verduras. Y también tiene magnesio y hierro, que como hemos visto antes, son dos micronutrientes esenciales para el control de la ansiedad.

También existen suplementos a base de hierbas, como kava y la pasiflora que pueden ser valiosas para la ansiedad.

Chlorella y Spirulina, los beneficios de las algas depurativas

Spirulina-espirulina-en-polvo-y-tabletas
Diferentes presentaciones de la Spirulina

Este artículo expone los beneficios de las algas depurativas Chlorella y Spirulina o Espirulina, consideradas como superalimentos por numerosos nutricionistas.

Recuerdo perfectamente a un buen profesor que tuve en la universidad explicando que en el futuro los recursos alimenticios vendrían del mar, al agotarse los terrestres, y que aunque pusiéramos cara de extrañeza su predicción era que acabaríamos consumiendo algas marinas y fito plancton.

Pues bien, dicho profesor no se equivocó en absoluto en su predicción y el futuro está aquí.. ya ha llegado, pues el consumo de algas está proliferando.

Y me preguntaréis, ¿por qué? ¿qué hay de beneficioso en su consumo? Pues en el artículo de hoy, desde El Nutricionista en Casa, os respondemos a estas cuestiones.

Debéis saber que existen en concreto dos algas verdes con un gran valor depurativo y energético. Sus nombres son: Chlorella y Spirulina o Espirulina en español.

La Espirulina (Arthrospira o Spirulina platensis) es un alga unicelular de agua dulce. Su color es azul-verdoso por la presencia de la clorofila (pigmento verde) y la ficocianina (pigmento azul). Tiene forma helicoidal (espiral), de ahí el origen de su nombre.

La Chlorella (Chlorella pyrenoidosa) es un alga microscópica de estructura unicelular de origen asiático que crece en agua dulce y está catalogada como una de las primeras formas de vida que apareció en la Tierra hace millones de años.

El consumo de dichas algas depurativas, consideradas ya como superalimentos por la gran mayoría de nutricionistas va en aumento puesto que, además de este poder depurativo y energizante que tienen, también nos aportan una alta concentración de micronutrientes (como son los minerales y vitaminas) y de macronutrientes, proteínas vegetales e hidratos de carbono de absorción lenta y además de ácidos grasos insaturados (“los buenos”..para que lo entendáis ..) sin aporte de lipoproteínas y muy pocas calorías y grasas.

Pero es que no terminan aquí las ventajas que nos aporta la incorporación de estos alimentos depurativos . Otros beneficios de Chlorella y Espirulina son:

-Alto contenido en hierro disponible, lo que reduce el riesgo de anemia.

-Aporte de magnesio, ácido fólico, vitaminas (A, C, D, E, K, B1, B2, B12), aminoácidos esenciales (su contenido es similar al huevo) y proteínas vegetales, por lo que suponen un reconstituyente ideal para deportistas, mujeres en período menstrual y menopausia, así como para personas que sigan una dieta vegetariana o vegana.

-Proporcionan una gran capacidad saciante por su contenido en fibra (mucílagos, que en contacto con el agua forman un gel) que contribuye a regular el tránsito intestinal y son efectivas para dietas de reducción de peso y para mantener el colesterol estable.

-Aporte de micronutrientes: minerales (además del hierro, calcio, cromo, sodio, zinc, cobre, selenio, fósforo, potasio, magnesio, yodo y manganeso) y vitaminas (lo que va ideal en épocas de cansancio y para mejorar el rendimiento físico y el bienestar en general).

-Favorecen la rápida regeneración cutánea, por lo que son ideales para la piel al aportar vitamina E, figura clave en la prevención del envejecimiento celular prematuro.

-Su considerable contenido en antioxidantes, que contribuye a defender el organismo de los radicales libres y retrasar el envejecimiento de éste.

-La presencia de clorofila, que posee la cualidad de secuestrar o acumular los metales pesados (mercurio, zinc, plomo, cadmio, aluminio…) y otras sustancias perjudiciales para el organismo y eliminarlas después, y además colabora a evitar el mal aliento.

¿De qué modo se toman estas algas?

Esta debe ser la gran pregunta que en estos momentos ya os debéis estar haciendo, ¿cierto?

Pues pueden consumirse de forma diaria como:

-Complemento nutricional (cápsulas). Se pueden tomar en forma de comprimidos de Chlorella o de Espirulina.

-Superalimento (en polvo). Una mezcla de ambas algas en polvo, que es una opción ideal para añadirlas a batidos, smoothies, mezclada con verduras o recetas de todo tipo.

Pensar que sólo 2gr de Espirulina cubren muchas de las necesidades alimentarias de una persona adulta.