Archivo de la etiqueta: Granada

Consejos para evitar gripes y resfriados

Consejos para evitar gripes y resfriados
Consejos para evitar gripes y resfriados

Consejos para evitar gripes y resfriados y alimentos que nos ayuden a prevenirlos, es, sin duda, de uno de los temas más consultados ante la llegada de los meses más fríos del año.

Por eso, hoy hablamos sobre consejos para evitar gripes y resfriados y de aquellos alimentos que colaboran a tener nuestro sistema inmune reforzado y mejor preparado para combatir los virus.

Dentro de una adecuada dieta saludable y equilibrada, deben haber alimentos con propiedades antioxidantes, antivirales y bactericidas, además de los ricos en vitaminas A, B, C, E y proteínas, para poder ayudar a prevenir y aliviar los síntomas del resfriado o gripe, incluso reducir su duración.

También es importante añadir a nuestra cesta de la compra alimentos ricos en proteínas (pescados, legumbres, etc..).

El déficit de proteínas puede aumentar el riesgo de padecer infecciones.

Y la ingesta de abundante líquido también es primordial.

Beber mucha agua evita la deshidratación, ayuda a la eliminación de mucosidad y también a disminuir las toxinas.

Este aporte en agua, puede también sustituirse o complementarse con zumos con propiedades antioxidantes como el de naranja o el de tomate.

Los alimentos y consejos para evitar gripes y resfriados, los hemos agrupado en:

Alimentos ricos en vitamina A 

Verduras:

Suponen un gran aporte de vitamina A y de betacaroteno en nuestra dieta, esencial para mantener sanas las mucosas.

Remolacha, coles de Bruselas, acelgas, zanahorias, brócoli, espinacas, calabaza, coliflor, champiñones, puerros, alcachofas, berenjenas, pimientos,.. ya sean crudas o cocinadas, tienen grandes propiedades contra los resfriados y enfermedades respiratorias.

Productos de origen animal:

como el hígado, pescados como la caballa,.. contienen también un buen aporte de esta apreciada vitamina.

Alimentos ricos en vitamina C:

Frutas: Cítricos:

Son conocidos por ser especialmente ricos en vitamina C, que ayuda a reforzar nuestras defensas y a aliviar muchos de los síntomas comunes en gripes y resfriados.

Es muy recomendable el consumo de naranjas, mandarinas, limones, pomelos, kiwi, grosellas, etc.. en cantidades siempre recomendadas, (como mínimo, cinco piezas de fruta y verdura al día).

Desayunar cada día un vaso de zumo de naranja natural, y a media tarde tomar un zumo de limón caliente rebajado con agua y miel hará que los síntomas remitan y te sientas mejor.

Uno de los consejos para evitar gripes y resfriados es tomar de forma conjunta alimentos con vitamina C y propóleo.

Serán un excelente preventivo cuando empieza la temporada de gripes.

Granada:

Esta fruta, en especial, tiene grandes propiedades medicinales que son conocidas desde la antigüedad.

Aporta grandes cantidades de antioxidantes, ácido fólico y vitamina C y es una gran aliada para tratar dolores de garganta e infecciones de oído.

Se pueden tomar granadas en zumos, con yogur, en ensaladas o simplemente de forma natural.

Las verduras de hojas verdes oscuras: 

como las coles o el brócoli,  contienen también esta vitamina.

Frutas del bosque:

Frambuesas, moras, arándanos y fresas son grandes aliados contra la gripe y los resfriados.

Son muy ricas en vitamina C y en antioxidantes y refuerzan las defensas de nuestro organismo.

Alimentos con Vitamina E: 

La vitamina E es altamente antioxidante y estimula el sistema inmune para que puede luchar efectivamente contra el virus de la gripe.

Almendras, avellanas, piñones, semillas crudas, acelgas, mostazas, espinacas… son algunos de los alimentos con vitamina E.

Legumbres: 

Las legumbres, alimentos ricos en antioxidantes, actúan como antigripales naturales y ayudan a reducir las toxinas que provocan la infección, a fortalecer el sistema inmune y a acortar la duración de la gripe o el resfriado.

Ajo: 

Además de dar buen sabor a la comida, el ajo tiene propiedades antimicrobianas y estimulantes del sistema inmunológico.

Junto a la cebolla se consideran antibióticos naturales.

Sus propiedades medicinales son bien conocidas: antiséptico, antibiótico, antitóxico, antitumoral, depurativo, …

Esto es debido a que es rico en alicina, un antiséptico que ayuda al cuerpo a combatir la gripe y alivia la congestión nasal.

Mejor tomarlo crudo porque de esta forma no pierde propiedades.

También se puede recurrir a las cápsulas de ajo, ya que tienen los mismos beneficios que el alimento.

Se ha comprobado que tomar suplementos de ajo puede reducir el número de resfriados en un alto porcentaje.

Pescado:

El pescado, además de tener propiedades saludables para el corazón, es rico en minerales que ayuda a los glóbulos blancos a erradicar el virus de la gripe.

Muchos tipos de pescado, especialmente el azul, son ricos en ácidos grasos omega-3, lo cual ayuda a reducir la inflamación pulmonar y a proteger los pulmones de infecciones respiratorias.

Ostras: 

Ayudan a reducir la intensidad de los síntomas del resfriado y la gripe y de acortar su duración a la mitad por su alto contenido en zinc.

Yogures: 

Los yogures son un probiótico natural que cuida nuestra flora intestinal.

Es esencial para nuestro sistema inmunitario, ya que en ella se encuentran el 70% de las células inmunitarias de nuestro organismo.

Infusiones:

Las más populares en materia de prevención y tratamiento de la gripe son el tomillo, el pino, el eucalipto, la equinácea, la salvia, el regaliz, el jengibre, el gordolobo, el anís verde, el llantén…

Las infusiones son uno de los mejores consejos para evitar gripes y resfriados.

Un par de tazas al día con una cucharadita de miel son, además de saludables, perfectas para calentar el cuerpo.

Manzanilla:

La inhalación de los vapores de esta infusión tiene propiedades para calmar y aliviar la tos, siendo especialmente útil para inflamaciones e irritaciones del tracto respiratorio.

OTROS CONSEJOS PARA EVITAR GRIPES Y RESFRIADOS:

Probióticos:

La flora intestinal constituye la parte más grande del sistema inmunitario, por eso es imprescindible mantenerla bien frondosa y cuidada.

La suplementación con probióticos aumenta la resistencia ante las infecciones y se asocia a una menor intensidad de síntomas y duración cuando ya estamos enfermos.

Sin embargo, es importante, si estamos ya resfriados, evitar los productos lácteos, ya que provocan mucosidad.

Hongo Reishi:

La Medicina Tradicional China promueve su consumo desde hace miles de años para gozar de “larga vida y eterna juventud”.

Seguramente uno de los secretos de este hongo sea su papel inmunoestimulante y sus propiedades anti radicales libres.

La profusión y profundidad de las investigaciones científicas en torno al reishi permiten concluir que el consumo diario de este hongo le ayudará de forma inmediata a:

Fortalecer su sistema inmunitario.

Prevenir el daño oxidativo.

Beneficiarse de su acción antialérgica.

Prevenir los problemas cardiovasculares.

En el mercado existen suplementos que combinan reishi, shitake y maitake.

Se consigue así, multiplicar los beneficios de estos hongos, como el Supralimento Inmunox Bio.

Limpiezas nasales con agua de mar: 

en la medicina ayurvédica (medicina tradicional originaria de la India) se recomiendan las duchas nasales para mantener el flujo de energía en los canales de cabeza y cuello.

Con esta práctica diaria se evitan las infecciones e inflamaciones de las vías respiratorias.

Igualmente alivia los síntomas de congestión y secreción nasal cuando ya estamos resfriados.

Buenos hábitos:

-lavarse las manos con frecuencia,

-evitar compartir vasos, cubiertos y otros objetos que hayan podido estar en contacto con estas secreciones.

Anemia: alimentos con hierro para combatirla

La anemia se combate con alimentos ricos en hierro
La anemia se combate con alimentos ricos en hierro

La anemia ferropénica se puede prevenir y combatir aumentando la ingesta de alimentos ricos en hierro.

La carencia de hierro, uno de los minerales fundamentales para el buen funcionamiento de nuestro organismo, o una mala absorción de éste, se conoce que produce una disminución de la cantidad de hemoglobina en sangre.

Esta carencia provoca la escasez de glóbulos rojos para transportar el oxígeno a los tejidos del cuerpo.

Dicha circunstancia causa un trastorno conocido como Anemia, que ya es una de las dolencias nutricionales más extendidas en todo el mundo.

Esta carencia y la anemia pueden deberse a:

-o bien una anemia debido un aporte insuficiente de hierro absorbible en la dieta,

-o bien a una anemia cuando ocurre una pérdida importante de hierro (como en las hemorragias o las pérdidas menstruales de la mujer).

Además de por la deficiencia de hierro, la anemia también se puede producir por otros factores como la falta de ácido fólico y/o vitamina B12.

Pero tenemos una buena noticia para las personas con anemia:

una correcta alimentación es clave para su prevención y también su tratamiento!

Cada persona absorbe más o menos hierro dependiendo de:

-el contenido de hierro que haya en su dieta (sea de origen vegetal o animal),

-de la cantidad de hierro que tenga en los depósitos (como el hígado) y,

-de la necesidad de su organismo de formar glóbulos rojos (un deportista necesitará más que una persona sedentaria).

Por ello, tener una dieta con un aporte equilibrado de hierro es fundamental para compensar los niveles de este mineral y no caer en una anemia.

Independientemente de su origen (ya sea animal o vegetal) existen algunos alimentos con alto contenido en hierro absorbible que deben incluirse en la dieta si queremos tener unos buenos niveles de hierro y prevenir y combatir la anemia:

Carnes rojas: Los alimentos de origen animal representan la mayor fuente alimenticia de hierro.

Contienen de media 2,5 mg. por cada 100 gr.

Además de ser un hierro “hemo” de fácil absorción (se absorbe hasta en un 30% más que los alimentos de origen vegetal) es el más habitual en la dieta diaria.

Pescado Azul: Entre ellos los de más contenido en hierro por cada 100gr de producto son: anchoas (6,7mg) , sardinas (4,8mg) y boquerones (2,5mg). Además ricos en vitamina B12.

Mariscos de ConchaOstras, Almejas, Mejillones y Berberechos: Contienen alrededor de 7 mg. de hierro por cada 100 gr.

Las almejas además son ricas en vitamina B12.

Sin embargo, son alimentos poco habituales en las dietas diarias y de elevado costo.

– Yema de Huevo: Dependiendo del tamaño del huevo, la yema de un solo huevo puede aportar 1-7mg/100gr de hierro.

– Vísceras: Hígado de ternera y Morcilla de sangre roja: Contienen alrededor de 10 y 13 mg por cada 100 gr.

Además son ricas en vitamina B12.

– Pan Integral: Una rebanada de pan integral puede proporcionar hasta el 6% de las necesidades diarias de hierro del cuerpo.

También se recomiendan otros productos de grano entero tales como pastas, cereales y arroz, que son eficaces para este problema.

– Legumbres: Las legumbres son una de las mayores fuentes naturales de hierro, por lo que son claves para el tratamiento y la prevención de la anemia.

Lentejas (sobre todo), soja, mijo, alubias, frijoles y garbanzos son las legumbres que contienen mayor cantidad de hierro no hemo con entre 5-8 mg por cada 100 gr respectivamente en orden decreciente.

Aunque su absorción es menor a la del hierro de alimentos de origen animal, su bajo costo y otras propiedades nutritivas que tienen (con proteínas y escasos niveles de grasa) las convierten en dos de los alimentos idóneos para combatir la anemia.

Verduras de hoja verde oscura

Espinacas y acelgas: Son dos vegetales verdes que contienen entre 4 y 3 mg. por cada 100 gr respectivamente.

La col lombarda o rizada (4mg), y el perejil de 5 a 20mg.

Alcachofas, guisantes, remolacha, brócoli, coliflor  y berros están alrededor de los 2mg.

Avena: Solo dos cucharadas de avena pueden llegar a aportar hasta 4,5 mg de contenido de hierro en el organismo

Frutos Secos: Almendras 3,8mg/100gr  y Nueces 2,9mg.

Pero los más ricos en hierro son los pistachos y las pipas de girasol.

También aportan hierro:

las ciruelas pasas, uvas pasas, albaricoques secos, melocotones secos, higos y dátiles.

La Granada: Esta fruta es una fuente significativa de hierro, que se suministra a la sangre.

Además, este alimento es rico en vitaminas, fibra y potasio, lo cual estimula un flujo de sangre saludable.

Se deben tomar alimentos ricos en hierro contra la anemia (ya sean de origen vegetal o animal), y..

hay que seleccionar también otros que favorezcan la absorción de ese hierro.

Por ejemplo, los cítricos y otros alimentos ricos en vitamina C ayudan a que el hierro se absorba mejor.

La vitamina C, presente en los cítricos (naranjas, mandarinas, kiwis, pomelos, fresas,frambuesa), el tomate, el pimiento y el perejil, ayuda a la absorción del hierro.

Por ello, para subir los niveles de hierro se recomienda tomar:

-zumos de tomate o naranja naturales,

-combinar unos garbanzos con ensalada de tomate y pimiento

-o unas lentejas con una naranja de postre.

Los tomates y los vegetales verdes oscuros junto con alimentos ricos en hierro como carnes rojas o pescados, también ayudan a aprovecharlo mejor.

Además de tomar alimentos que nos ayuden a subir nuestros niveles de vitaminas o minerales, también es importante que evitemos aquellos que puedan inhibir su absorción.

Es por ello que hay que reducir durante las comidas el consumo de:

té y café, bebidas gaseosas y energizantes y de alimentos ricos en fibra.

Todos ellos pueden detener o inhibir el proceso de asimilación de hierro en el organismo.

Otro dato a tener en cuenta a la hora de diseñar una dieta para combatir la anemia ferropenica es no abusar de los productos con calcio.

Este mineral puede disminuir la absorción de hierro y provocar una anemia.

Por tanto las personas con anemia es aconsejable que no tomen:

leche de vaca, quesos, yogures…

y lo sustituyan por leche de soja, de avena o de arroz.

Otros artículos de interés:

Hierro absorbible por nuestro organismo