Archivo de la etiqueta: proteínas vegetales

Proteínas vegetales para personas veganas y vegetarianas

guisantes, proteína vegetal
Los guisantes aportan proteínas a los vegetarianos

El veganismo y/o el vegetarianismo cada vez gana más adeptos en nuestra sociedad, sin duda. En este artículo vamos a hablar de las proteínas vegetales que las personas veganas y vegetarianas deben consumir.

Uno de los handicaps de estas dietas es la incorporación de proteínas y aminoácidos esenciales. Es por ello que en este artículo de El Nutricionista en Casa vamos a explicar ejemplos de proteínas de procedencia u origen no animal que podemos incluir a nuestra dieta.

Las proteínas son la base de la vida, tienen un papel muy importante en nuestro cuerpo: participan en múltiples procesos metabólicos del organismo, crean la sustancia base de numerosos tejidos corporales, fomentan la creación, conservación y regeneración muscular y son importantes para la conservación de los huesos.

A diferencia de otros nutrientes como por ejemplo las grasas, nuestro organismo no puede crear reservas de proteínas, siendo de suma importancia asegurar un abastecimiento suficiente de proteínas de alta calidad.

Pues bien, las proteínas de arroz, guisantes, cáñamo y lupino son excelentes fuentes de proteína vegetal en calidad biológica para todos y todas aquellos que se quieran alimentar de forma vegetariana o vegana.

A parte de las sustancias macronutritivas, como la proteína y la fibra, los productos vegetales pueden aportar además  importantes vitaminas y minerales. Todos los 8 aminoácidos esenciales pueden ser obtenidos a través de fuentes vegetales.

Harina de proteína de Lupino

La proteína de lupino se elabora a través de las semillas del lupino blanco dulce (Lupinus albus). Tiene aplicación sobre todo en batidos proteínicos, cereales, sopas, salsas y postres. En la elaboración de panes y pasteles se puede sustituir 10-15% la cantidad de harina por harina de lupino. Sin gluten, sin lactosa, tiene un 43% de proteína vegetal con los 8 aminoácidos esenciales.

Proteína de Cáñamo

El cáñamo es una fuente muy valiosa de proteína vegetal (un 49%, de excelente calidad con todos los 8 aminoácidos esenciales ) y destaca por su alto contenido en hierro, magnesio y arginina, así como de ácidos grasos Omega-3, 6 y 9. Sin gluten, sin lactosa.

El hierro y el magnesio participan en el metabolismo energético y apoyan al sistema inmunológico y la función muscular. La arginina es un precursor del óxido nítrico, un neurotransmisor que participa en la regulación de la circulación de los músculos. La proteína de cáñamo en polvo es indicada para cocinar y hornear así como para la elaboración de Smoothies y batidos.

Proteína de Arroz

La proteína de arroz, arroz integral germinado, puede cubrir el 80% de la proteína vegetal del aporte necesario en la dieta y dispone de todos los aminoácidos esenciales. Se tolera muy bien y es también indicada para alergénicos, al no tener gluten ni lactosa. Cabe destacar la proporción óptima de aminoácidos esenciales y el alto contenido en triptofano, el precursor de la hormona del humor, serotonina.

Proteína de Guisantes

La proteína de guisantes es una fuente excelente de proteína de procedencia vegetal y cubre el 80% de la proteína diaria necesaria. Contiene todos los aminoácidos esenciales, sin gluten ni lactosa y cabe destacar el contenido de ácidos ramificados isoleucina, leucina y valina. Estos están involucrados en el crecimiento muscular y en el suministro de energía a los músculos, accionándose principalmente durante la actividad física.

Save

Save

Save

Nutricolorimetría: la dieta de los colores! 5ª parte: grupo Marrón

pan_integral_cereales

Llegamos al grupo marrón dentro de la Nutricolorimetría o también llamada Dieta de los Colores.

Porque es importante y beneficioso también este grupo? Pues porque contiene proteínas vegetales, vitamina B, hierro, mucha fibra, grasas insaturadas e hidratos de carbono complejos.

Todos estos aportes harán que ayudemos a mejorar el funcionamiento del intestino, combatamos ansiedades y depresiones (tanto de moda en la sociedad actual desgraciadamente) y prevención de las enfermedades cardiovasculares.

Componen este grupo: Granos, cereales integrales, panes integrales y de salvado, harina de avena, germen de trigo, frutos secos, arroces integrales, legumbres y nueces.

Legumbres, alimento básico en una dieta saludable!

garbanzos2

Las legumbres (garbanzos, habas, judías cocidas, lentejas, etc..) son un alimento típico de nuestra dieta mediterránea, con un elevado valor nutricional y que se convierten básicos en nuestra nutrición ya que:

-Son fuente de proteínas vegetales.

-Contienen: hidratos de carbono, fibra, minerales (magnesio y hierro), vitaminas del grupo B, vitamina A y ácido fólico.

-No contienen: ni grasa (tan sólo un 1-2%) ni colesterol!

Los garbanzos, además, son conocidos como el antidepresivo natural más potente por su ayuda en la secreción de la serotonina, la hormona de la “felicidad”, que nos produce una sensación de bienestar. La causa de esa sensación es que los garbanzos contienen un aminoácido conocido como triptofano que en buena cantidad le provee al organismo de serotonina, una sustancia muy benefactora, ya que además de todas las propiedades que posee esta legumbre, satisface excelentemente el apetito, colabora con el organismo y ayuda a dormir y descansar mucho mejor.

Por otra parte el garbanzo cultivado contiene mucha más serotonina que el silvestre, y podría actuar de la misma manera que cualquier antidepresivo.

Es por ello que todos los nutricionistas y dietistas, como yo, recomendamos, tanto en invierno como en verano, comer menos 2 veces a la semana. Los podemos incluir en muchas dietas, como las de adelgazamiento, para reducir el colesterol, por estreñimiento o en caso de padecer diabetes; sólo habrá cocinarlos de forma adecuada y no añadir exceso de grasas (trozos de carne, chorizo,..).

Como ya comenté en otro artículo específico sobre alimentos con hierro, para aprovechar bien el hierro que contienen, tenemos que combinar las legumbres con alimentos ricos en vitamina C, como los cítricos (naranja, mandarina, limón, pomelo, ..), el pimiento verde, el tomate o la patata.

Ah! Y como ya debéis saber las legumbres son flatulentas, un buen consejo para evitar la formación de gases es que, a la hora de cocerlos, cuando empiecen a hervir, sacar la cazuela del fuego durante unos minutos o añadir agua fría, así reducimos el máximo los oligosacáridos productores de gas.