Archivo de la etiqueta: calcio

15 Alimentos para prevenir la osteoporosis

Alimentos para prevenir la osteoporosis
Alimentos para prevenir la osteoporosis

La osteoporosis hace que el hueso se vuelva más frágil y por lo tanto, aumenta el riesgo de fracturas.

Hoy veremos los mejores alimentos para prevenir la osteoporosis.Os explicamos una dieta para la osteoporosis.La alimentación puede prevenir la aparición de la osteoporosis, pues existen alimentos que previenen la osteoporosis y buenos alimentos para combatir la osteoporosis.Conoceremos 15 alimentos que ayudan a prevenir la osteoporosis

Las zonas más susceptibles de fracturarse son la cadera, vértebras dorsales y lumbares, muñeca y húmero.

La osteoporosis no cursa dolor y se detecta con una densitometría ósea (DMO).

Generalmente se mide la DMO de la zona lumbar y del fémur.

El hueso es un tejido vivo con gran plasticidad, que cambia a través de los años.

Durante la infancia y adolescencia se acumula el 40% de la masa corporal.

A los 25 años adquieren la mayor densidad y fuerza y a partir de los 40 empieza a disminuir de manera gradual y natural.

La formación del hueso está relacionada con el aporte de nutrientes que llegan a través de la alimentación, al aporte de calcio principalmente, pero también de fósforo y magnesio.

Básicamente nuestros huesos están formados por calcio, proteínas, entre ellas colágeno, agua y otros minerales como magnesio y fósforo.

Ciertas vitaminas como la K2 y la D ayudan a fijar el calcio en el hueso.

La parte  proteica (colágeno) precisa de flavonoides, Vitaminas A, B6, B12, ácido fólico, Vitamina K, zinc y silicio.

Nuestros huesos son un tejido vivo que constantemente absorbe o libera calcio, según necesite el organismo.

Las causas más comunes de la pérdida de masa ósea y osteoporosis son:

-Las personas con secreción gástrica disminuida absorben menos calcio.

-El exceso de proteínas (carnes, aves..), de azúcares  y de café, pues acidifican la sangre disminuyendo su PH y provoca la pérdida de calcio por la orina para neutralizar dicha acidez.

Se debe evitar el consumo excesivo de sal, puesto que ésta puede aumentar la pérdida de calcio por medio de la orina.

-Disminución de la Vitamina D: es esencial para que el calcio presente en el intestino, procedente de los alimentos, pase a la sangre y llegue a su destino (huesos).

Los trastornos hepáticos o renales influyen negativamente en la función de la Vitamina D y la fijación del calcio en los huesos.

-Hormonas: La disminución de estrógenos durante la menopausia se relaciona con una sensibilidad mayor de los osteoclastos a la hormona paratiroidea.

Esto incrementa la destrucción ósea y sube los niveles de calcio en sangre, lo que provoca un descenso de dicha hormona y que se pierda más calcio.

-Medicamentos: la acción prolongada en el tiempo de determinados medicamentos como corticoides, heparina, antiestrógenos, metrotexato y Omeprazol, también actúa como factores de riesgo.

El mejor tratamiento de la osteoporosis debe tener carácter preventivo, sin embargo, una vez establecida, debemos aplicar una terapéutica apropiada.

Esta terapia irá encaminada a aportar suficientes elementos minerales:

-Plantas remineralizantes como: cola de caballo, ortiga verde, diente de león o alfalfa, que se pueden tomar en infusión.

-Suplementos de Vitamina K, magnesio, calcio y silicio nos ayudaran a prevenir la pérdida de masa ósea.

-Si falta vitamina D, se recomienda suplementación de la misma, así como tomar el Sol 15 minutos al día mínimo.

-Caminar 30-40 minutos diarios y hacer trabajo de fuerza ligero para mantener y aumentar tono muscular.

-Y como no, nuestra especialidad, la dieta!

La osteoporosis surge cuando el cuerpo no es capaz de producir suficiente hueso o reabsorbe demasiado, y en ello influye mucho la alimentación.

La dieta se convertirá en un importante aliado contra la osteoporosis y la acidificación y deberá ser rica en verduras, fruta y alimentos integrales, con poca proteína y escasos azúcares.

Pero la clave no reside en aumentar el consumo de lácteos, como se suele recomendar.

El calcio no sólo está en los lácteos, una dieta vegetal es idónea ante la osteoporosis.

Existen fuentes vegetales de calcio que se asimilan mejor que los lácteos.

Entonces, ¿Qué alimentos debemos consumir para prevenir la osteoporosis?

El pescado y los mariscos

Entre los pescados y mariscos más recomendados para prevenir la osteoporosis podemos destacar las sardinas, el atún, el gallo, las almejas, los langostinos, entre otros.

Las legumbres

Las legumbres son muy ricas en calcio, además pueden aportar muy buenas cantidades de fibra.

No obstante, es necesaria la realización de una cocción adecuada y precisa.

Las verduras

Las verduras más importantes para prevenir la osteoporosis son las espinacas, el brócoli y las acelgas.

Las espinacas son ricas en vitamina K2, otra vitamina que interviene en la formación de hueso.

Además, las hojas verdes en general contienen una gran cantidad de calcio y minerales necesarios para el tejido óseo.

Tómalas 2 veces por semana como plato principal o guarnición.

Los frutos secos

Todos los frutos secos son ricos en calcio, pero el que más calcio puede aportar al organismo son las almendras, pero se debe tener mucho cuidado y no exagerar su consumo, ya que aportan muchas calorías.

Los frutos secos contienen altos niveles de calcio, especialmente las almendras. Por eso son perfectas para la osteoporosis.

Aprovecharás más sus nutrientes si las activas remojándolas previamente en agua.

Toma 1 puñado al día, a ser posible con un remojo previo de 8-12 horas en agua para activarlas.

Las Nueces son una buena fuente de omega-3.

Estos ácidos grasos influyen en la actividad de las células formadoras de hueso, con lo que pueden disminuir el riesgo de fracturas.

1 puñado de nueces al día, crudas tal cual o con un remojo previo para hacerlas más digestivas.

Cereales integrales

Son mucho más nutritivos que las versiones refinadas.

Algunos aportan más proteínas que otros, y todos resultarán más digestivos si se remojan en agua mineral 8 horas y se cuecen con alga kombu.

Tómalos 3 veces por semana, introduciendo variedad.

La vitamina K

Esta vitamina es importante en la producción de la proteína llamada osteocalcina, que ayuda a la correcta mineralización ósea.

Los alimentos que la contienen son las acelgas, el brócoli y la lechuga.

La vitamina C

La vitamina C no puede faltar en nuestra dieta para prevenir la osteoporosis, ya que ayuda a formar, mantener y reparar la estructura ósea.

Los alimentos ricos en esta importante vitamina son los cítricos, los pimientos verdes y el kiwi, entre muchos otros.

Tomar con frecuencia alimentos ricos en vitamina C, como la naranja, favorece la formación de colágeno, necesario para la formación de hueso.

Toma una o dos naranjas al día para la osteoporosis,unas  5-6 días a la semana.

La vitamina D

La vitamina D es imprescindible para que el calcio se pueda absorber.

No serviría de nada consumir alimentos ricos en calcio si no consumimos la vitamina D que requiere el organismo.

Esta vitamina se encuentra en el atún, la caballa, los pescados azules, el salmón y algunos cereales enriquecidos.

La vitamina A

Esta importante vitamina ayuda a mantener los huesos saludables y fuertes.

Se puede encontrar en buenas cantidades en:

las zanahorias, el zapallo y todas las frutas y las verduras de color anaranjado y amarillo.

Sésamo negro

Estas semillas son ricas en antioxidantes y calcio, el mineral más necesario para los huesos.

Lo ideal son 2 cucharadas al día.

Se puede hacer tahini y usarlo en infinidad de preparaciones dulces y saladas.

Alga kombu

Posee abundantes vitaminas y minerales, como la mayoría de verduras del mar, y es ideal para enriquecer sopas y caldos.

También puedes cocer los cereales y las legumbres con un trocito para hacerlos más digestivos.

Añade un trozo seco, de unos 2 dedos, a todos tus caldos y cocciones de cereales y legumbres.

Judías azuki

La Medicina Tradicional China las aconseja junto a la soja negra para fortalecer los huesos, por sus proteínas y antioxidantes.

Bien cocidas resultan muy digestivas e introducen variedad en la dieta.

Tómalas 2-3 días a la semana, hervidas con verduras o en forma de paté.

Col kale

Las coles en general son especialmente ricas en calcio de alta disponibilidad,perfectas pues para la osteoporosis.

La Col kale, además, es muy versátil:

puedes hacerla al vapor, marinada en ensalada o en forma de chips deshidratados, por poner unos ejemplos.

Te recomendamos que tomes 4-5 hojas cada día, en caldos, ensaladas, chips o cualquier otra variación.

Dátiles

Son muy nutritivos.

Comerse dos al día, por ejemplo de la sabrosa variedad Medjoul, aporta minerales, proteínas y vitaminas que favorecen la formación de tejido óseo y el buen funcionamiento del organismo.

Además satisfacen la necesidad de dulce a cualquier hora.

Tomando 2-3 al día ayudaras a prevenir la osteoporosis.

Contra la osteoporosis es muy importante llevar una dieta balanceada.

Es decir, hay que tratar de consumir alimentos controlando y verificando los aportes calóricos que cada uno de ellos le brindan al organismo.

De esa manera podemos evitar el aumento de peso, algo que también puede afectar la salud de los huesos.

La alimentación y el sedentarismo favorecen la aparición de osteoporosis.

Para terminar:

recordar que para prevenir la osteoporosis, se debe evitar el consumo excesivo de alimentos ricos en fósforo y proteínas.

Aunque son importantes en la formación y la salud de los huesos, si son consumidos en cantidades exageradas pueden provocar grandes pérdidas de este importante mineral.

Coco: ¿propiedades beneficiosas o no?

Coco: ¿propiedades beneficiosas o no?

Coco: ¿propiedades beneficiosas o no?Coco, esa fruta tropical obtenida del cocotero, la palmera más cultivada a nivel mundial.

Se ha puesto de moda comer coco, utilizar aceite de coco, beber agua de coco, etc,…

pero..¿ que propiedades tiene? ¿Por qué hay una controversia entre defensores y detractores del coco?

La parte positiva de sus propiedades….

Es un alimento tan completo que, según científicos, una persona puede pasar un día entero ingiriendo coco como único alimento,ya que contiene nutrientes básicos.

En muchos lugares del planeta, a la palmera del coco se la conoce como “árbol de la vida”.

En los países tropicales se utiliza debido a sus propiedades bactericidas, antioxidantes, antiparasitarias ,hipoglucemiantes, hepatoprotectoras e inmunoestimulantes.

Los beneficios principales de este fruto están en su semilla,la cual, cuando alcanza su madurez,contiene muchas vitaminas,minerales y oligoelementos.

Nos aporta: calcio,magnesio,fósforo,hierro,sodio,selenio,yodo,zinc,flúor,manganeso y otros elementos como potasio.

Al ser rico en potasio y otros minerales, como el hierro y el calcio, que ayudan a cuidar la salud ósea,es vital para mantener huesos y músculos fuertes.

El potasio es una sustancia importante que regula la forma en que los músculos se contraen al hacer deporte, y la falta de éste, puede provocar serias lesiones.

Se dice del coco que protege las células del corazón y mejora los síntomas de la menopausia y el síndrome premenstrual en mujeres.

A las mujeres que están en período de gestación,les resulta muy beneficioso porque fortalece las defensas de su bebé.

Es por lo tanto muy recomendable para la futura mamá y su bebé,por el hecho que contiene una gran cantidad de nutrientes y proporciona energía.

En un estudio llevado a cabo en 2010 en pacientes de Alzheimer moderado,se produjo una inmediata mejoría en sus funciones cerebrales entre los que ingeriéron coco en la dieta.

Su alto contenido de vitaminas del grupo B, lo hace especial para personas con trastornos nerviosos.

También mejora la función gastrointestinal,ayudando a prevenir el estreñimiento,asimilación deficiente,gases,indigestión y secuelas del alcoholismo.

Es una excelente fuente de manganeso. Él sólito aporta el 60% de la I.D.R (ingesta diaria recomendada).

Se ha demostrado que ayuda a proteger el cuerpo contra el cáncer y la osteoporosis. También beneficia a la piel y el cabello.

El agua de coco contiene azúcar, fibra, proteínas, antioxidantes, vitaminas y minerales.

Por tanto ayuda a rehidratar el cuerpo y restaurarlo después del desgaste producido por el ejercicio físico.

Es por ello que algunos deportistas beben batidos de coco o agua saborizada con coco después de sus prácticas deportivas.

Al poseer un alto contenido de sales minerales, el agua de coco bien podría sustituir a las bebidas deportivas,pues tiene 5 veces más potasio que el Gatorade o el Powerade.

La harina de coco es utilizada para ayudar a controlar los niveles altos de azúcar en sangre, pues se cree es más saludable que otras harinas.

Y la pulpa de coco es extremadamente alta en fibra, algo fundamental en cualquier dieta equilibrada y especialmente importante para el control de la glucosa en sangre en los diabéticos.

Cantidad por 100 gramos: Resumen parte positiva

Hidratos de carbono: 15 g de los cuales Azúcares 6 g

Fibra alimentaria: 9 g

Sodio 20 mg ;

Potasio 356 mg ;

Hierro: 2,4 mg ;

Calcio:14 mg ;

Magnesio. 32 mg

Vitamina C: 3,3 mg  ;

Vitamina B6: 0,1 mg

Y la parte no tan positiva de sus propiedades….

Cuando nos toca hablar sobre el aceite o la grasa de coco el tema ya no resulta tan positivo.

El porqué lo encontramos en que aporta muchas calorías, 354 kcal/100gr.

Además tiene 33g de grasas totales/100gr, es decir, exactamente un 1/3 o tercera parte del coco es grasa.

Además el perfil de esa grasa o su composición, no invita al optimismo, ya que de los 33 gramos 30 (es decir prácticamente todos, un 91%) son de ácidos grasos saturados

Como ya saben los ácidos grasos saturados son la grasa “mala” para el organismo, muy vinculados con el colesterol.

Aunque la nota positiva es que al tratarse de un fruto no tiene colesterol.

Sí, ese alimento al que algunas personas han atribuido hasta virtudes ‘quemagrasas’  (por contener unos trigliceridos de cadena media que podrían favorecer el consumo eficiente de energía) no es bueno para nuestra sangre o salud cardiovascular.

Así que parece que esa buena fama de la gozaba el aceite de coco en el terreno de la healthy food (fama que ya cuestionaban algunos nutricionistas como un servidor) tiene los días contados.

La American Heart Association comparó el nivel de grasas saturadas de este aceite con el de otro tipo de aceites y grasas presentes en nuestra dieta.

Y la conclusión fue clara:

dado que la principal fuente de grasas saturadas proviene de la mantequilla, de la manteca de cerdo, de la grasa bobina, del aceite de palma y, sí, del aceite de coco, es necesario minimizar el consumo de todos estos alimentos.

No ocurrió lo mismo con el aceite de oliva, ni con los aguacates y los frutos secos, cuyos niveles de grasas monoinsaturadas los convierten en alimentos recomendables.

Si bien el aceite de coco no es recomendable para su consumo, si lo es para nuestra piel o cabello.

El aceite de coco es el secreto de belleza de un cabello saludable y de una piel hidratada desde hace décadas, incluso confesado por algunas celebrities.

Muchos champúes lo contienen, pues se sabe que vigoriza el pelo y le otorga brillo.

Y muchas mujeres también lo agregan en gotas a sus cremas o lo utilizan como mascarilla de belleza.

El aceite de coco es uno de los más usados para mantener una piel tersa.

A su vez, se usa para combatir algunos problemas como la psoriasis, los eczemas y las estrías.

El aceite puro lo compra en dietéticas y lo frota sobre la piel dañada varias veces al día.

Cantidad por 100 gramos: Resumen parte negativa

Calorías: 354

Grasas totales: 33 g , de las cuales:

Ácidos grasos saturados: 30 g

Ác. grasos poliinsaturados: 0,4 g

Ác. grasos monoinsaturados: 1,4 g

En resumen, el coco tiene una parte positiva y otra no tan positiva.

Si permiten mi consejo, quédense con el agua de coco, pero no con el aceite o grasa de coco.

Hierro absorbible en alimentos

Hierro absorbible en alimentos
Hierro absorbible en alimentos

Hierro absorbible por nuestro organismo, que alimentos lo contienen?

Hay alimentos con hierro absorbible de origen animal y vegetal.La absorción de hierro es fundamental para suministrar el oxígeno necesario al organismo.El hierro es un micromineral que interviene en la formación de la hemoglobina, que es la que transporta el oxígeno en sangre.Sin el hierro absorbible, la hemoglobina no puede suministrar el oxígeno necesario a los tejidos.Veremos también factores que afectan a la absorción de hierro.

Esto trae como consecuencia la disminución de la hemoglobina y de la cantidad de glóbulos rojos o hematíes y que comporta la anemia por deficiencia de hierro, es decir anemia ferropénica.

Se calcula que las necesidades diarias de hierro absorbible son del orden de los 8 a 11 mg/día, teniendo en cuenta que 1 mg/día es lo que perderemos por la orina y transpiración de la piel.

Por lo tanto, se requiere un aporte de un 50% suplementario en el caso de las mujeres (por las perdidas durante la menstruación).

En el caso de los hombres deportistas, y hasta el doble en el caso de las mujeres deportistas o durante la gestación (20 a 30 mg/día).

Cada persona adquiere más o menos hierro absorbible o asimimilable dependiendo de:

1-el contenido y el origen del hierro que haya en su dieta (de origen vegetal o animal),

2-de la cantidad de hierro absorbible que tenga en los depósitos (como el hígado),

3-y de la necesidad de su organismo de formar glóbulos rojos (un deportista necesitará más que una persona sedentaria).

Tener una dieta con un aporte equilibrado de hierro absorbible en alimentos es fundamental para compensar los niveles de este mineral.

Una persona adulta sana absorbe solamente, de media, entre un 10% y 15% del hierro de la dieta.

Pero dicha absorción estará influenciada por diferentes factores que pueden favorecerla o disminuirla.

Tipos de hierro

A través de los alimentos, el organismo adquiere dos tipos de hierro absorbible: el de origen vegetal y el de origen animal.

Pero, ¿su grado de absorción por parte de nuestro organismo es el mismo independientemente de su origen?

El primero, presente básicamente en alimentos de origen vegetal es el conocido como Hierro no hémico.

Este hierro absorbible se absorbe en menor medida, entre un 2% y un 20%.

Se encuentra en alimentos ricos en hierro como las legumbres, hortalizas de hojas verdes (por ejemplo las espinacas), semilla de soja, salvado de trigo, los frutos secos y cereales.

Este hierro absorbible de origen vegetal se absorbe en poca cantidad porque los vegetales contienen sustancias que lo dificultan.

Los inhibidores de la absorción de hierro no hémico son principalmente:

el té, café, la leche bovina, la clara del huevo, el salvado de trigo y los productos de la soja.

El ácido fítico y fitatos (presente en lentejas, garbanzos y cereales integrales como arroz y granos enteros, y en pequeñas cantidades, como 5 a 10 mg, pueden disminuir la absorción del hierro no hémico hasta en un 50 %)

El ácido oxálico (contenido en espinacas, acelgas, coles, espárragos y chocolate) y los polifenoles taninos (se hallan en el té verde y negro, el café, algunas frutas y en los vinos y vinagres, y se combinan con el hierro formando un compuesto insoluble) son las sustancias que dificultan la absorción por parte de nuestro organismo del hierro de origen vegetal porque se unen al hierro y lo hacen poco absorbible.

Por tanto, en caso de consumir sólo hierro de origen vegetal (personas vegetarianas o veganas) hay que tener en cuenta que:

los veganos o vegetarianos necesitan alrededor del doble de hierro absorbible en alimentos por día comparado a los no vegetarianos,

y es muy recomendable reducir el consumo de té, café, vino y vinagre para evitar dificultades en su absorción.

Una buena solución para mejorar la adquisición del hierro absorbible no hémico es consumir conjuntamente alimentos que contengan vitamina C.

El ácido ascórbico convierte el hierro férrico de la dieta en hierro ferroso.

Éste es más soluble y puede atravesar la mucosa intestinal.

Otros ácidos orgánicos como el ácido cítrico, ácido láctico y ácido málico también benefician la absorción de hierro absorbible no hémico.

Otra vitamina recomendable es la vitamina A. 

Mantiene al hierro soluble y disponible para que pueda ser absorbido.

Puesto que compite con aquellas sustancias de las que hemos hablado anteriormente que dificultaban su absorción.

Y el segundo, el de origen animal, es el llamado Hierro hémico.

Está presente en la hemoglobina (glóbulos rojos) y en la mioglobina (músculos) de:

las carnes rojas, el pavo, el conejo, hígado,

el pescado (sardina, pescadilla, lubina, rape),

los mariscos o crustáceos (almejas, chirlas, berberechos, mejillones)

y la yema de huevo.

El grado de absorción del hierro absorbible hémico es mucho mayor, del 15% a 35%.

Y no se ve significativamente afectado por la interferencia de otros alimentos en la dieta, de ahí su importancia.

Por ello, nos guste o no, en casos de falta de hierro absorbible deberíamos incluir carnes en las dietas.

Al menos hasta regularizar nuestros niveles de hierro en sangre.

Atención al calcio, cuando se consume junto al hierro absorbible en una comida.

El calcio interfiere y disminuye la absorción tanto de hierro hémico como del no hémico.

Su efecto inhibitorio depende de su dosis.

Otros artículos de interés de El Nutricionista en Casa relacionados:

Alimentos ricos en hierro para la anemia

Cómo prevenir y combatir la anemia con los alimentos

Alimentos para prevenir la anemia

Alimentos para prevenir la anemia
Alimentos para prevenir la anemia

ALIMENTOS PARA PREVENIR Y COMBATIR LA ANEMIA

Los alimentos para prevenir la anemia deben tener hierro, pues para combatir la anemia ferropénica es básica una dieta con alimentos ricos en hierro y compensar el déficit de hierro que causa una reducción de hemoglobina.

La alimentación es clave para combatir la anemia.Os descubrimos cómo controlar la anemia…

El hierro es un mineral básico en alimentos para prevenir la anemia. La anemia es un trastorno causado por la reducción de la cantidad de hemoglobina (transportadora del hierro) en la sangre.

El hierro favorece una correcta respiración en facilitar el transporte del oxígeno a los tejidos y hace que la sangre circule a un ritmo adecuado. 

Una buena alimentación es importante en el tratamiento y la prevención de la anemia.

Si, se puede combatir la anemia aumentando la ingesta de alimentos ricos en hierro.

La anemia suele significar una carencia de hierro, uno de los minerales fundamentales para el buen funcionamiento de nuestro organismo, o una mala absorción de éste, se conoce que produce una disminución de la cantidad de hemoglobina en sangre.

El hierro es un mineral de vital importancia para nuestro cuerpo y para la anemia.

ALIMENTOS PARA LA ANEMIA

Veremos de qué alimentos podemos obtenerlo para prevenir su deficiencia o restablecer unos niveles normales en caso de anemia ferropénica.

Esta carencia provoca la escasez de glóbulos rojos para transportar el oxígeno a los tejidos del cuerpo.

Dicha circunstancia causa un trastorno conocido como Anemia.

Existen alimentos para prevenir la anemia, alimentos para combatir la anemia,es decir,alimentos para la anemia.

La anemia ya es una enfermedades más extendidas en todo el mundo.

Esta carencia de hierro y la anemia pueden deberse a:

  • Debido un aporte insuficiente de hierro absorbible en la dieta,sin alimentos para la anemia.
  • Cuando ocurre una pérdida importante de hierro (como en las hemorragias o las pérdidas menstruales de la mujer).

Además de por la deficiencia de hierro, la anemia también se puede producir por otros factores como la falta de ácido fólico y/o vitamina B12.

En resumen, la anemia puede deberse a una falta de hierro, de vitamina B12 o de ácido fólico. Se puede contrarestar con alimentos ricos en hierro contra la anemia.

Tenemos pues una buena noticia para las personas con anemia!:

Existen alimentos para prevenir la anemia, y también para su tratamiento.

Vamos a conocer los alimentos con más hierro para alejar el cansancio y el dolor de cabeza que provoca la anemia,una dieta de para personas con anemia o con déficit de hierro.

En definitiva, una dieta para la anemia que sea rica en hierro, llena de alimentos ricos en hierro y de comidas con hierro para la anemia ferropénica.

Y ,además, consejos prácticos para pacientes anemicos o anemicas.

De entrada, hemos de saber que cada persona absorbe más o menos hierro dependiendo de:

  1. según la cantidad de alimentos para la anemia que incorpore,
  2. el contenido de hierro que haya en su dieta (sea de origen vegetal o animal),
  3. de la cantidad de hierro que tenga en los depósitos (como el hígado) y,
  4. de la necesidad de su organismo de formar glóbulos rojos (un deportista necesitará más que una persona sedentaria).

Por ello, tener una dieta con alimentos para prevenir la anemia, con un aporte equilibrado de hierro es fundamental para compensar los niveles de este mineral y no caer en una anemia.

Independientemente de su origen (ya sea animal o vegetal) existen algunos alimentos con alto contenido en hierro absorbible que deben incluirse en los alimentos para prevenir la anemia si queremos tener unos buenos niveles de hierro y combatir la anemia:

ALIMENTOS PARA COMBATIR LA ANEMIA

Carnes rojas: Los alimentos de origen animal representan la mayor fuente alimenticia de hierro.

Contienen de media 2,5 mg. por cada 100 gr.

Además de ser un hierro “hemo” de fácil absorción (se absorbe hasta en un 30% más que los alimentos de origen vegetal) es el más habitual en la dieta diaria.

Pescado Azul: Entre ellos los de más contenido en hierro por cada 100gr de producto son: anchoas (6,7mg) , sardinas (4,8mg) y boquerones (2,5mg). Además ricos en vitamina B12.

Mariscos de ConchaOstras, Almejas, Mejillones y Berberechos: Contienen alrededor de 7 mg. de hierro por cada 100 gr.

Las almejas además son ricas en vitamina B12.

Sin embargo, son alimentos para prevenir la anemia poco habituales en las dietas diarias y de elevado costo.

– Yema de Huevo: Dependiendo del tamaño del huevo, la yema de un solo huevo puede aportar 1-7mg/100gr de hierro.

– Vísceras: Hígado de ternera y Morcilla de sangre roja: Contienen alrededor de 10 y 13 mg por cada 100 gr.

Además son ricas en vitamina B12.

– Pan Integral: Una rebanada de pan integral puede proporcionar hasta el 6% de las necesidades diarias de hierro del cuerpo.

También se recomiendan otros productos de grano entero tales como pastas, cereales y arroz, que son eficaces para este problema.

– Legumbres:

Las legumbres son una de las mayores fuentes naturales de hierro,y por tanto,excelentes alimentos para prevenir la anemia.

Por ello son claves para el tratamiento y la prevención de la anemia.

Lentejas (sobre todo), soja, mijo, alubias, frijoles y garbanzos son las legumbres que contienen mayor cantidad de hierro no hemo con entre 5-8 mg por cada 100 gr respectivamente en orden decreciente.

Aunque su absorción es menor a la del hierro de alimentos de origen animal, su bajo costo y otras propiedades nutritivas que tienen (con proteínas y escasos niveles de grasa) las convierten en dos de los alimentos para la anemia idóneos para combatirla.

Verduras de hoja verde oscura con hierro

Espinacas y acelgas: Son dos vegetales verdes que contienen entre 4 y 3 mg. por cada 100 gr respectivamente.

La col lombarda o rizada (4mg), y el perejil de 5 a 20mg.

Alcachofas, guisantes, remolacha, brócoli, coliflor  y berros están alrededor de los 2mg.

Avena: Solo dos cucharadas de avena pueden llegar a aportar hasta 4,5 mg de contenido de hierro en el organismo

Frutos Secos con hierro: Almendras 3,8mg/100gr  y Nueces 2,9mg.

Pero los frutos secos con más hierro son los pistachos y las pipas de girasol.

También aportan hierro como alimentos para prevenir la anemia:

las ciruelas pasas, uvas pasas, albaricoques secos, melocotones secos, higos y dátiles.

La Granada: Esta fruta es una fuente significativa de hierro, que se suministra a la sangre.

Además, este alimento es rico en vitaminas, fibra y potasio, lo cual estimula un flujo de sangre saludable.

Especias: 

Los beneficios de las especias son variados. En el caso del hierro también.

Las especias son los alimentos que mayor cantidad de hierro por gramo de producto nos aportan.

Se deben tomar alimentos para prevenir la anemia que sean alimentos ricos en hierro para combatir la anemia, de origen vegetal o animal.

Hay que seleccionar también otros alimentos para prevenir la anemia que favorezcan la absorción de ese hierro.

Por ejemplo, los cítricos y otros alimentos ricos en vitamina C ayudan a que el hierro se absorba mejor.

La vitamina C, presente en los cítricos (naranjas, mandarinas, kiwis, pomelos, fresas,frambuesa), el tomate, el pimiento y el perejil, ayuda a la absorción del hierro.

Por ello, para subir los niveles de hierro se recomienda tomar alimentos para prevenir la anemia:

-zumos de tomate o naranja naturales,

-combinar unos garbanzos con ensalada de tomate y pimiento

-o unas lentejas con una naranja de postre.

Los tomates y los vegetales verdes oscuros ,junto con alimentos ricos en hierro como carnes rojas o pescados, también ayudan a aprovecharlo mejor.

Además de tomar alimentos para prevenir la anemia que nos ayuden a subir nuestros niveles de vitaminas o minerales, también es importante que evitemos aquellos que puedan inhibir su absorción.

Es por ello que hay que reducir durante las comidas el consumo de ciertos productos:

té y café, bebidas gaseosas y energizantes y de alimentos ricos en fibra.

Todos ellos pueden detener o inhibir el proceso de asimilación de hierro en el organismo.

Al diseñar una dieta para combatir la anemia ferropénica con alimentos para prevenir la anemia no utilizaremos los productos con calcio.

El porqué es debido a que este mineral puede disminuir la absorción de hierro y provocar una anemia.

Por tanto las personas con anemia es aconsejable que no tomen:

leche de vaca, quesos, yogures…

y en cambio los sustituyan por leche de soja, de avena o de arroz.

Los alimentos para prevenir la anemia, en otras palabras, los alimentos para combatir la anemia, deben estar en nuestra dieta.

Para saber más sobre la ANEMIA y el HIERRO:

Alimentos ricos en hierro para la anemia

Hierro absorbible por nuestro organismo

Aporte de calcio sin lácteos

almendras-tostadas-con-calcio
Las almendras aportan calcio

En este artículo hablamos de los alimentos que aportan calcio y que sustituyen a los derivados lácteos: frutos secos, cereales, pescado, legumbres, verduras, etc…

Cada vez son más las personas que me comentan como nutricionista que tienen problemas con el azúcar de la leche, la lactosa o con las proteínas lácteas, así que se plantean dejan de tomar lácteos. Esto conlleva un problema ya que éstos son una de las principales fuentes de aporte de calcio en la dieta.

Es para estas personas y para aquellas que necesiten dosis extras de este mineral que en el artículo de hoy os explico que existen alimentos que también nos aportan calcio sin ser lácteos.

Los frutos secos, por ejemplo, contienen dosis notables. 100 gr de almendras tienen unos 250 mg de calcio, cosa que no está nada mal teniendo en cuenta que 100gr de queso fresco nos aportan 150-180mg de calcio.

El sésamo llega fácilmente a 600 mg de calcio por 100gr.

Otro alimento que es buena fuente de este mineral es el pescado azul. Por ejemplo las humildes sardinas de lata pueden llegar a los 400 mg de calcio cada 100gr. Las ostras, no tan humildes, aportan 100 mg calcio por 100gr.

Las legumbres también nos aportan esta sustancia además de proteínas, fibra, etc.. Por ejemplo: 100 gr de garbanzos tienen más de 150 mg de calcio.

Y para finalizar, las verduras también nos ayudan en el aporte de este elemento químico que en este caso no proviene de lácteos. Por ejemplo: 100 gr de acelgas, brécol o espinacas nos aportan unos 130 mg de este elemento.

Aunque la biodisponibilidad, es decir la disponibilidad por parte de nuestro organismo, de calcio de los alimentos mencionados no es la misma que la de los lácteos, es innegable que con una dieta adecuada se pueden tener buenos niveles de este elemento químico tan esencial.

Mitos de la alimentación

1970386_638195122922303_1386262088_n

¿Ingerir calcio como prevención de la osteoporosis?

A la hora de prevenir la osteoporosis lo más importante es haber ingerido las correctas cantidades de calcio a lo largo de nuestra vida, y no cuando nos acercamos a la edad en que este problema suele aparecer. Todas las fuentes de calcio, desde la leche a los quesos pasando por los lácteos, son siempre bienvenidas. Lo que sí que es cierto es que el consumo de leche enriquecida en calcio tiene la presencia de vitamina D, que por lo general suele ser insuficiente en nuestro organismo y que es la responsable de la absorción del calcio. Por tanto, se recomienda tomar leche o yogures enriquecidos en calcio no tanto por este componente, sino por el aporte de vitamina D.

Pescado, ¿cuál es mejor?

La mejor carne es la del pescado y por eso siempre debe formar parte de nuestra dieta. El pescado blanco tiene poca cantidad de grasa. Por lo que se refiere al pescado azul,es más graso, de ahí su color, pero contiene mayor % de acidos grasos insaturados y ácidos grasos omega 3 que el blanco, con lo que ayudan más en dietas anticolesterol.

Aceite de oliva

El aceite de oliva, sobre todo si es virgen extra, es muy recomendable en nuestra dieta, pero se debe tomar con restricciones. Las cantidades correctas oscilan entre 2 y 3 cucharadas al día, nunca más de 4. De lo contrario, los beneficios de sus componentes se verían frenados por el aporte extra de grasa que esas cantidades comportarían y las personas aumentarían de peso.

¿Piña para las digestiones?

La piña favorece las digestiones porque tiene la presencia de una enzima que ayuda a digerir las proteínas, sobre todo las de la carne. De todas maneras, lo que hay que tener claro es que es de las frutas con más azucares.. y por tanto aporta calorías.

¿Pelar cebollas sin llorar?

Al cortar una cebolla se liberan unas sustancias que llevan azufre y que provocan la irritación de los ojos. Detrás se esta reacción química se esconde la presencia de los compuestos ricos en azufre que son muy importantes en nuestra alimentación, porque ayudarán a prevenir la degeneración articular y la artrosis. Un truco para no llorar es cortar la cebolla bajo el agua del grifo o hacerlo con un cuchillo bañado en sal. Estas acciones ayudan a minimizar la acción del azufre.

Café y cafeina

Cabe añadir que en lo que se refiere a los cafés, las distintas variedades pueden excitar más o menos en función de la cantidad de cafeína que contengan. El café arábigo, por ejemplo, es uno de los que más cantidad de cafeína lleva. Si se tiene problemas de insomnio, se recomienda evitar su consumo.

 

Nutricolorimetría: La Dieta de los colores! 2ªparte :Grupo Verde

Enciam-trocadero

¿Por qué es importante incorporar en la dieta de los colores o Nutricolorimetría el grupo Verde?

Pues porque de todos los alimentos, los de color verde son los más saludables. Y sabéis el porqué? pues resulta que el color verde en ellos denota la presencia de sulfurafano e isotiocianato, sustancias que ayudan a reducir el riesgo de cáncer.

El verde de las frutas y verduras también contienen luteína que ayudan a combatir los problemas de visión y evitan el estreñimiento.

Además, las verduras de hoja verde son también una buena fuente de hierro,ácido fólico, calcio, vitaminas K,A y C.

Que alimentos integran este grupo? Pues, por ejemplo: brécol, col verde, acelgas, col china, espinacas, col rizada, kiwi, guisantes, melón de cascara verde, apio, alcachofas, lechugas, pepinos y espárragos verdes/trigueros.

Alimentos para el cerebro y la memoria

Alimentos para el cerebro y para la memoria
Alimentos para el cerebro y para la memoria

Alimentos para el cerebro y la memoria para rendir mejor.Una dieta para el cerebro?

Hoy os descubrimos alimentos para la memoria,alimentos para el cerebro:los mejores alimentos para mejorar la salud del cerebro.

Comida para el cerebro? Si,alimentos para potenciar la memoria de forma natural y alimentos para mejorar la memoria.

Efectivamente, hay alimentos para el cerebro y la memoria para rendir mejor.

¿Comida para el cerebro? Conoceremos alimentos para potenciar la memoria de forma natural,es decir, alimentos para mejorar la memoria.

El cerebro requiere una alimentación y nutrición equilibrada para funcionar bien y tener una buena actividad intelectual, mejorar la memoria y proporcionar nutrientes para las neuronas.

Para pensar y mejorar la memoria, debemos consumir alimentos para el cerebro que contengan los nutrientes que las neuronas y su mente necesitan para estar despierta.

En los alimentos para el cerebro, existen vitaminas y minerales (ej: calcio) que intervienen en la concentración, la memoria y la actividad intelectual.

Si el cuerpo carece de ellos, será difícil que su cerebro y sus neuronas rindan al máximo.

Vamos a hablar pues de alimentos para el cerebro y nutrientes para las neuronas, que ayudan a mejorar la memoria.

La glucosa es la “gasolina”, la comida o el alimento del cerebro.

La fuente de energía del cerebro son sólo los azucares y no las grasas.

Por eso cuando se desmaya una persona por una lipotimia o mareo le dan azúcar para reanimar, como uno de los alimentos para el cerebro.

Las proteínas contenidas en alimentos de origen animal, especialmente en el hígado y los mariscos, hacen mejorar la regulación de la actividad intelectual y fortalecen el estado de ánimo.

Una dieta rica en alimentos o comida con carbohidratos (patatas, arroz, harinas, cereales) ayuda a calmar la ansiedad y depresión.

Una buena dieta con alimentos para el cerebro debe incluir un aporte adecuado de minerales en virtud de los beneficios que éstos ofrecen al organismo.

Los minerales son alimentos para la memoria:

El calcio, por ejemplo, interviene en la transmisión de los impulsos nerviosos.

El hierro influye en el rendimiento y en el transporte de oxígeno a las células.

El zinc está relacionado con la actividad de los neurotransmisores cerebrales.

Para obtener calcio se debe ingerir leche y sus derivados, mientras que el hierro es posible encontrarlo en  alimentos como carnes, vísceras, legumbres y frutos secos.

Las ostras, crustáceos, carne de cordero y las leguminosas son alimentos ricos en zinc.

Estos minerales ayudaran al cerebro a estar alerta, y son parte de los alimentos para el cerebro y para mejorar la memoria.

Las vitaminas del complejo B intervienen en el proceso de producción de neurotransmisores, específicamente:

la B1 (carne de cerdo y levadura de cerveza), B6 (melón, pollo y plátano) y la B12 (hígado, huevos y queso).

Esta última es importante para contrarrestar el estrés y fortalecer la actividad intelectual.

Ayuda al desempeño de las neuronas para mejorar la memoria.

Algunos nutrientes esenciales para fortalecer nuestro cerebro y mejorar la memoria son:

Vitamina B1 (tiamina) – se encuentra en alimentos para el cerebro como: habichuelas, granos, semillas, levadura de cerveza, hígado.

Magnesio – en nueces, guisantes.

Potasio – en espinacas, pasas, dátiles, frutas cítricas, brócoli, aguacate, habas.

Vitamina B3 (niacina) – en leche, pescado, guisantes, semillas de girasol y de lino, granos integrales, levadura de cerveza.

Vitamina B6 (piridoxina) – en hígado, soja, atún, habas, levadura de cerveza.

Vitamina B12 (cobalamina) – en hígado, ostras, pescado, yema de huevo, productos lácteos.

Vitamina C – en frutas cítricas, tomates, fresas, vegetales verdes, kiwi.

Cobre – en mariscos, nueces, semillas, cerezas, fresas, miel.

Zinc – en dátiles, higos, yema de huevo, pescado, ostras, zanahorias, guisantes, avena, germen de trigo, semillas de sésamo.

Triptófano – en la leche.

Tirosina – en habas, semillas de calabaza.

Colina – en tofu, yema de huevos, avena, coliflor, col.

La colina en especial tiene mucha importancia ya que, además es parte constituyente de la acetilcolina, uno de los principales neurotransmisores del cerebro.

Existen estudios que señalan que puede ayudar en algunos casos de pérdida de memoria en personas mayores y mejorar el funcionamiento de las neuronas.

Una forma sencilla de suplementar la dieta con alimentos para el cerebro, con nutrientes con colina es utilizando lecitina.

La lecitina se puede adquirir en forma de gránulos.

Ingerir entre 2 y 4 cucharadas un par de veces al día.

La fosfatidilserina es uno de los nutrientes que más interés ha despertado en años recientes para fortalecer la memoria y el cerebro.

Es una clase especial de sustancia grasa utilizada por el cuerpo para mejorar la salud de las células nerviosas y fortalecer las neuronas.

Las células cerebrales contienen una gran cantidad de esta sustancia, especialmente en la membrana celular, pero su concentración disminuye con la edad.

LA LECITINA DE SOJA ES UNO DE LOS MEJORES ALIMENTOS PARA EL CEREBRO Y LA MEMORIA

La membrana celular posee importantes funciones, como:

  • -regular las sustancias que entran y salen de la célula y,
  • -la composición interna de éstas, por ello la fosfatidilserina es de gran relevancia para la actividad del cerebro.

En algunos experimentos científicos se ha observado que puede ayudar a mejorar la memoria y las capacidades cognitivas, especialmente entre las personas de mayor edad.

En la actualidad sólo es posible conseguirla extraída de la soja.

Si bien el aspecto genético resulta ser un factor determinante, la comida o alimentos influyen en alto grado en el buen funcionamiento del cerebro, sobre todo a largo plazo.

La colina y la fosfatidilcolina contribuyen, con la producción de acetilcolina, a mejorar los procesos cognoscitivos y de memoria.

Están contenidas principalmente en alimentos como la coliflor, el bistec de carne, el huevo y las nueces,

La norepinefrina, por su parte, se sintetiza a partir de dos aminoácidos, la L tirosina y la fenilalanina.

La primera está presente sobre todo en las proteínas de alimentos de origen animal y en todos los lácteos.

Se observa una asociación directa con los estados de alerta.

Por lo que si ingerimos comida o alimentos para el cerebro ricos en estos aminoácidos será posible:

estar más despierto y mejorar la respuesta ante estímulos.

Los alimentos para el cerebro como granos o pescados funcionan mejor que un plato de pasta.

Por último encontramos que el aminoácido llamado triptófano.

También está presente en proteínas, tanto vegetales como animales, y participa en la síntesis de la serotonina.

Ésta, al contrario de la norepinefrina, conduce a un estado de sedación.

La persona se relaja, le provoca sueño y aumenta el estado de depresión.

Lo ideal para lograr una buena actividad intelectual y una mejora en la memoria, es:

a la hora de la comida tomar primero los alimentos con proteína (pollo, pescado, carne) y después los carbohidratos.

Así los aminoácidos pasan a la sangre, se van directos al cerebro sin interacciones y producen norepinefrina.

Este es el proceso correcto para estimular el cerebro, mejorar la memoria y actividad intelectual y fortalecer las neuronas.

No debemos olvidar otro punto importante como lo es la cantidad de comida o alimentos a ingerir.

Si se comen demasiados alimentos, la mayor parte de la sangre se concentrará en el tracto digestivo a fin de ayudar a digerir y absorber los alimentos, y la irrigación sanguínea a otras partes del cuerpo será menor, incluso en el cerebro.

Cuando no se consume ningún tipo de proteína en el almuerzo, el rendimiento y la capacidad de memorizar no es igual y por la tarde o a media mañana se tiene sueño.

Además del orden con el que ingerimos los alimentos, respetar los horarios de las comidas ayuda en la actividad intelectual y en la capacidad de memoria.

Un buen desayuno con alimentos para el cerebro es fundamental.

Si la diferencia de horas entre el almuerzo y la cena es considerable,

se recomienda tomar la merienda para mejorar la respuesta del cerebro y las neuronas.

Las bondades de las Semillas de Girasol

 

girasol

Hoy descubriremos las bondades de las “Semillas del Girasol” o cotidianamente llamadas pipas de girasol:

– Aportan energía (algo de moderación en consumirlas porque tienen aporte calórico…),

– Lubrican los intestinos y alivia el estreñimiento,

– Ayudan a reducir problemas circulatorios,

– Contienen calcio, potasio y magnesio.

Se pueden consumir solas o ponerlas a las ensaladas, por ejemplo …