Archivo de la etiqueta: cítricos

Consejos para evitar gripes y resfriados

Consejos para evitar gripes y resfriados
Consejos para evitar gripes y resfriados

Consejos para evitar gripes y resfriados y alimentos que nos ayuden a prevenirlos, es, sin duda, de uno de los temas más consultados ante la llegada de los meses más fríos del año.

Por eso, hoy hablamos sobre consejos para evitar gripes y resfriados y de aquellos alimentos que colaboran a tener nuestro sistema inmune reforzado y mejor preparado para combatir los virus.

Dentro de una adecuada dieta saludable y equilibrada, deben haber alimentos con propiedades antioxidantes, antivirales y bactericidas, además de los ricos en vitaminas A, B, C, E y proteínas, para poder ayudar a prevenir y aliviar los síntomas del resfriado o gripe, incluso reducir su duración.

También es importante añadir a nuestra cesta de la compra alimentos ricos en proteínas (pescados, legumbres, etc..).

El déficit de proteínas puede aumentar el riesgo de padecer infecciones.

Y la ingesta de abundante líquido también es primordial.

Beber mucha agua evita la deshidratación, ayuda a la eliminación de mucosidad y también a disminuir las toxinas.

Este aporte en agua, puede también sustituirse o complementarse con zumos con propiedades antioxidantes como el de naranja o el de tomate.

Los alimentos y consejos para evitar gripes y resfriados, los hemos agrupado en:

Alimentos ricos en vitamina A 

Verduras:

Suponen un gran aporte de vitamina A y de betacaroteno en nuestra dieta, esencial para mantener sanas las mucosas.

Remolacha, coles de Bruselas, acelgas, zanahorias, brócoli, espinacas, calabaza, coliflor, champiñones, puerros, alcachofas, berenjenas, pimientos,.. ya sean crudas o cocinadas, tienen grandes propiedades contra los resfriados y enfermedades respiratorias.

Productos de origen animal:

como el hígado, pescados como la caballa,.. contienen también un buen aporte de esta apreciada vitamina.

Alimentos ricos en vitamina C:

Frutas: Cítricos:

Son conocidos por ser especialmente ricos en vitamina C, que ayuda a reforzar nuestras defensas y a aliviar muchos de los síntomas comunes en gripes y resfriados.

Es muy recomendable el consumo de naranjas, mandarinas, limones, pomelos, kiwi, grosellas, etc.. en cantidades siempre recomendadas, (como mínimo, cinco piezas de fruta y verdura al día).

Desayunar cada día un vaso de zumo de naranja natural, y a media tarde tomar un zumo de limón caliente rebajado con agua y miel hará que los síntomas remitan y te sientas mejor.

Uno de los consejos para evitar gripes y resfriados es tomar de forma conjunta alimentos con vitamina C y propóleo.

Serán un excelente preventivo cuando empieza la temporada de gripes.

Granada:

Esta fruta, en especial, tiene grandes propiedades medicinales que son conocidas desde la antigüedad.

Aporta grandes cantidades de antioxidantes, ácido fólico y vitamina C y es una gran aliada para tratar dolores de garganta e infecciones de oído.

Se pueden tomar granadas en zumos, con yogur, en ensaladas o simplemente de forma natural.

Las verduras de hojas verdes oscuras: 

como las coles o el brócoli,  contienen también esta vitamina.

Frutas del bosque:

Frambuesas, moras, arándanos y fresas son grandes aliados contra la gripe y los resfriados.

Son muy ricas en vitamina C y en antioxidantes y refuerzan las defensas de nuestro organismo.

Alimentos con Vitamina E: 

La vitamina E es altamente antioxidante y estimula el sistema inmune para que puede luchar efectivamente contra el virus de la gripe.

Almendras, avellanas, piñones, semillas crudas, acelgas, mostazas, espinacas… son algunos de los alimentos con vitamina E.

Legumbres: 

Las legumbres, alimentos ricos en antioxidantes, actúan como antigripales naturales y ayudan a reducir las toxinas que provocan la infección, a fortalecer el sistema inmune y a acortar la duración de la gripe o el resfriado.

Ajo: 

Además de dar buen sabor a la comida, el ajo tiene propiedades antimicrobianas y estimulantes del sistema inmunológico.

Junto a la cebolla se consideran antibióticos naturales.

Sus propiedades medicinales son bien conocidas: antiséptico, antibiótico, antitóxico, antitumoral, depurativo, …

Esto es debido a que es rico en alicina, un antiséptico que ayuda al cuerpo a combatir la gripe y alivia la congestión nasal.

Mejor tomarlo crudo porque de esta forma no pierde propiedades.

También se puede recurrir a las cápsulas de ajo, ya que tienen los mismos beneficios que el alimento.

Se ha comprobado que tomar suplementos de ajo puede reducir el número de resfriados en un alto porcentaje.

Pescado:

El pescado, además de tener propiedades saludables para el corazón, es rico en minerales que ayuda a los glóbulos blancos a erradicar el virus de la gripe.

Muchos tipos de pescado, especialmente el azul, son ricos en ácidos grasos omega-3, lo cual ayuda a reducir la inflamación pulmonar y a proteger los pulmones de infecciones respiratorias.

Ostras: 

Ayudan a reducir la intensidad de los síntomas del resfriado y la gripe y de acortar su duración a la mitad por su alto contenido en zinc.

Yogures: 

Los yogures son un probiótico natural que cuida nuestra flora intestinal.

Es esencial para nuestro sistema inmunitario, ya que en ella se encuentran el 70% de las células inmunitarias de nuestro organismo.

Infusiones:

Las más populares en materia de prevención y tratamiento de la gripe son el tomillo, el pino, el eucalipto, la equinácea, la salvia, el regaliz, el jengibre, el gordolobo, el anís verde, el llantén…

Las infusiones son uno de los mejores consejos para evitar gripes y resfriados.

Un par de tazas al día con una cucharadita de miel son, además de saludables, perfectas para calentar el cuerpo.

Manzanilla:

La inhalación de los vapores de esta infusión tiene propiedades para calmar y aliviar la tos, siendo especialmente útil para inflamaciones e irritaciones del tracto respiratorio.

OTROS CONSEJOS PARA EVITAR GRIPES Y RESFRIADOS:

Probióticos:

La flora intestinal constituye la parte más grande del sistema inmunitario, por eso es imprescindible mantenerla bien frondosa y cuidada.

La suplementación con probióticos aumenta la resistencia ante las infecciones y se asocia a una menor intensidad de síntomas y duración cuando ya estamos enfermos.

Sin embargo, es importante, si estamos ya resfriados, evitar los productos lácteos, ya que provocan mucosidad.

Hongo Reishi:

La Medicina Tradicional China promueve su consumo desde hace miles de años para gozar de “larga vida y eterna juventud”.

Seguramente uno de los secretos de este hongo sea su papel inmunoestimulante y sus propiedades anti radicales libres.

La profusión y profundidad de las investigaciones científicas en torno al reishi permiten concluir que el consumo diario de este hongo le ayudará de forma inmediata a:

Fortalecer su sistema inmunitario.

Prevenir el daño oxidativo.

Beneficiarse de su acción antialérgica.

Prevenir los problemas cardiovasculares.

En el mercado existen suplementos que combinan reishi, shitake y maitake.

Se consigue así, multiplicar los beneficios de estos hongos, como el Supralimento Inmunox Bio.

Limpiezas nasales con agua de mar: 

en la medicina ayurvédica (medicina tradicional originaria de la India) se recomiendan las duchas nasales para mantener el flujo de energía en los canales de cabeza y cuello.

Con esta práctica diaria se evitan las infecciones e inflamaciones de las vías respiratorias.

Igualmente alivia los síntomas de congestión y secreción nasal cuando ya estamos resfriados.

Buenos hábitos:

-lavarse las manos con frecuencia,

-evitar compartir vasos, cubiertos y otros objetos que hayan podido estar en contacto con estas secreciones.

Depresión: alimentos que la combaten

Batido piña plátano manzana anti depresión
Un Batido de piña, plátano y manzana puede ir bien para combatir la depresión

La Depresión es esa enfermedad que golpea en mucha gente con más fuerza en estas fechas navideñas.

Nostalgia, incertidumbres, frío y pocas horas de luz al día, pueden  llevarnos a un estado de tristeza y depresión.

Hoy, en el Nutricionista en Casa explicamos como debes nutrirte para no sufrir bajadas de moral y que alimentos combaten la depresión.

La serotonina y las endorfinas son sustancias clave en la generación de la sensación de felicidad y bienestar.

El cuerpo las produce de manera natural, pero su producción se puede estimular con ciertos alimentos.

¿Qué ocurre cuando el nivel de serotonina en sangre es alto? Pues que disminuye el deseo de comer harinas y dulces.

En cambio si es bajo, empezamos a tener más deseos de comer alimentos dulces.

Cuando nos sentimos frustrados necesitamos “recompensarnos” comiendo productos altos en carbohidratos o en grasas, para eliminar dicha sensación.

Pero si incorporamos en nuestra pauta nutricional diaria una alimentación rica en vitaminas, antioxidantes, triptófano, ácidos grasos omega 3 y magnesio, veremos como mejora nuestro estado de animo y sonreímos más.

Se ha demostrado también que los colores específicos de los alimentos influyen de modo beneficioso sobre nuestra mente.

Los alimentos naranjas y rojos estimulan, los azulados calman, los amarillos animan y los verdes ayudan a la concentración.

Nutrientes y alimentos clave contra la depresión:

-Agua: es fundamental. Unos ocho vasos diarios pueden aportar muchos beneficios, entre ellos, reducir la sensación de ansiedad y tensión.

-Alimentos que aumentan la serotonina: su alto contenido en triptófano hacen que aumente el nivel de serotonina en sangre.

En este grupo están:

-el plátano (con un efecto calmante sobre nuestro sistema nervioso y fomenta el pensamiento positivo y el optimismo), quesos y lácticos bajos en grasa, legumbres, huevos, frutos secos, pollo, pescado blanco y azul (salmón, sardinas).

Piña: aliado perfecto contra la frustración y estimula el bienestar físico. Genera vitalidad y optimismo, calma la ansiedad y aligera los nervios.

Otro de sus beneficios es que estimula la circulación y el metabolismo, y ayuda en problemas de concentración y motivación.

¿Sabias que si comes piña por la noche es como si tomases una pastilla natural para dormir? Esto es debido a que el cerebro convierte el triptófano en melatonina, la hormona del sueño.

-Chocolate negro: en pequeñas porciones es cierta la leyenda que aporta sensación de felicidad y bienestar, puesto que potencia el rendimiento y estimula la circulación.

Su azúcar y manteca de cacao hacen que el cuerpo sea receptivo a absorber triptófano, aumentando así el nivel de serotonina en el cerebro.

Además la feniletilamina, un derivado de la fermentación de los granos de cacao, eleva el nivel de azúcar en sangre y tiene un efecto excitante.

Y la proteína de la leche en el chocolate proporciona exorfina, un analgésico natural, y teobromina, sustancia parecida a la cafeína que potencia aún más el rendimiento y estimula la circulación.

-Sustituir harinas blancas por cereales integrales y legumbres, como las lentejas o la soja.

Su alto contenido en fibra es ideal para ayudar al tratamiento de estados depresivos y poder contrarrestar la ansiedad.

-Frutos secos: un consumo diario aporta las vitaminas y el magnesio necesario para que nuestro cuerpo se sienta bien.

Vegetales y tubérculos:  Brócoli (gracias a su alto contenido en vitaminas y minerales), espinacas y vegetales de hojas verdes, semillas de girasol, guisantes, la mostaza (todos ellos por su fuente de ácido fólico) y las patatas.

Pimiento o Chili: contienen una sustancia llamada capsaicina que combate la ira, la depresión y la frustración.

Cuando ingerimos Chili sentimos una sensación de ardor en la lengua, el cerebro lo percibe como dolor y lo contrarresta liberando endorfinas, que potencian el bienestar.

Cítricos: la naranja y cítricos en general, contienen muchos antioxidantes y son muy saludables, perfectos para reducir el estrés.

Té negro: su contenido en teobromina ayuda a recuperarse de situaciones estresantes o depresivas con más rapidez.

La incorporación de todos estos alimentos “amigos” a nuestra dieta nos ayudará mucho en momentos de tristeza y depresión.