Alimentos y coronavirus: todo lo que debes saber

los alimentos y coronavirus
Alimentos y coronavirus, ¿hay posibilidad de transmisión?

TODO SOBRE LOS ALIMENTOS Y CORONAVIRUS

Alimentos y coronavirus, todo lo que debemos saber sobre su relación: ¿Se puede transmitir el Covid -19 a través de la comida? ¿Hay nutrientes que ayuden frente al virus?.

Estos días estamos siendo bombardeados con constante información sobre el coronavirus o Covid-19.

Pero hay un aspecto poco referenciado: coronavirus y alimentos.

En este post, gratuito como siempre y que puedes compartir a toda la gente que quieras, vamos a intentar a ayudar.

Por eso, responderemos a cuestiones que os debéis haber planteado sobre la relación entre coronavirus y alimentos.

CORONAVIRUS Y ALIMENTOS: ¿PUEDE TRANSMITIRSE A TRAVÉS DE ÉSTOS?

Pues no hay evidencia de que exista vinculación entre coronavirus y alimentos.

Es decir, de que los alimentos sean una fuente de transmisión del Covid-19.

De acuerdo con la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) actualmente no hay evidencia de que los alimentos sean una fuente o vía probable de transmisión del virus.

Este comunicado se deriva de la última información publicada por la EFSA de fecha 9 de marzo de 2020.

La EFSA está vigilando de cerca la situación del brote de coronavirus (Covid-19) que afecta a un gran número de países del mundo.

También muchos científicos y autoridades de todo el mundo están supervisando la propagación del virus.

Por el momento no ha habido informes de transmisión a través de alimentos.

Por esta razón, la EFSA actualmente no participa en la respuesta a los brotes de Covid-19.

Aún así, está supervisando la literatura científica para obtener información nueva y relevante.

En brotes anteriores de coronavirus como el síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV) y el coronavirus del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV):

no se produjo transmisión del virus a través del consumo de alimentos.

El Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) dijo que:

si bien los animales en China eran la probable fuente de la infección inicial, el virus se está extendiendo de persona a persona.

Principalmente el coronavirus se expande a través de gotitas respiratorias que la gente emite al estornudar o toser.

El ECDC actualiza continuamente información sobre los brotes y las evaluaciones de riesgos utilizados por los Estados miembros de la UE y la Comisión Europea en sus actividades de respuesta.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) coordina los esfuerzos mundiales.

Sin embargo, recordemos que para evitar la propagación de cualquier microorganismo a través de los alimentos y evitar las toxinfecciones alimentarias se recomienda:

seguir las 4 normas básicas de higiene durante la manipulación y preparación de alimentos.

4 REGLAS PARA PREPARAR ALIMENTOS SEGUROS ANTIBACTERIAS Y ANTIVIRUS

  • LAVAR Y LIMPIAR:

Lávese las manos antes de:

  1. comenzar a preparar alimentos,
  2. tras manipular alimentos crudos
  3. cada vez que, durante la preparación las comidas, manipule basura, pañales, dinero, etc.
  4. después de ir al baño, estornudar, toser, sonarse, y tras tocar animales domésticos.

Limpiar las superficies y los utensilios de cocina antes de usarlos.

Especialmente, tras manipular alimentos crudos, como carne, pescado, huevos, pollo, etc.

Proteja los alimentos y la cocina de insectos y animales domésticos.

Lavar las frutas y las hortalizas, especialmente si se comen crudas.

¿Por qué?

En el suelo, en los animales y en las personas pueden haber algunos microorganismos peligrosos causantes de enfermedades de transmisión alimentaria.

A través de las manos, trapos y otros utensilios de cocina podemos esparcir estos microorganismos y contaminar.

  • SEPARAR:

Separe siempre los alimentos crudos de los alimentos cocinados y también de los que se consumirán crudos y ya están limpios.

Utilice utensilios diferentes (tenedores, cuchillos, platos, etc.) para manipular estos alimentos.

Dentro de la nevera, conserve los alimentos crudos y los cocinados en espacios diferenciados.

Y en recipientes tapados para evitar la contaminación entre ellos.

¿Por qué?

Los alimentos crudos pueden contener microorganismos susceptibles de contaminar los alimentos cocinados o los que se consumen crudos que ya estén limpios.

  • COCER

Se debe cocer suficientemente los alimentos, sobre todo la carne, el pollo, los huevos y el pescado.

Los alimentos que contienen huevo a una temperatura que lleguen al menos a 75 ° en el centro del producto.

Los asados ​​de carne y pollo han de llegar a los 75 ° C en el centro de la pieza.

Asegúrese de que los jugos son claros y no rosados.

Re-caliente bien la comida.

Un alimento es bastante caliente cuando se ha de dejar enfriar para poderlo comer.

¿Por qué?

La cocción elimina los microorganismos peligrosos de los alimentos.

Si no se llega a la temperatura adecuada los microorganismos sobreviven.

El re-calentamiento a temperatura suficiente mata los microorganismos que puedan haberse desarrollado durante la conservación del alimento.

  • ENFRIAR

Prepare las comidas con la mínima antelación posible antes de consumirlos.

Cuando esto no sea ​​posible, conservar refrigerados.

Refrigere, lo antes posible, los alimentos cocinados.

No los mantenga a temperatura ambiente durante más de dos horas.

Distribuir la comida en recipientes pequeños para facilitar su enfriamiento.

Descongele los alimentos en el frigorífico o el microondas justo antes de prepararlos.

No los descongele a temperatura ambiente.

¿Por qué?

Algunos microorganismos se multiplican muy rápidamente si la comida se conserva a temperatura ambiente.

Por debajo de los 5 ° C y por encima de los 65 ° C el crecimiento los microorganismos se retrasa o se detiene.

CORONAVIRUS Y ALIMENTOS: FORTALECE TU SISTEMA INMUNOLÓGICO EN 3 ETAPAS

¿Cómo prepararse para el pico de la epidemia?

Si desea maximizar sus posibilidades contra el coronavirus, su sistema inmunológico necesita ser fortalecido rápidamente.

En cierto modo el sistema inmune es la «policía interna» de su cuerpo.

Identifica amenazas y cuerpos extraños, y los combate.

Al fortalecerlo lo suficiente, en principio será mucho más resistente a las infecciones bacterianas o virales.

Vamos a explicar una estrategia de 3 etapas para fortalecer su sistema inmunológico lo más rápido posible.

Lo haremos comentando la relación que puede haber entre coronavirus y alimentos.

También detallando aquellos nutrientes que nos ayudan.

Etapa 1: Aumenta tu nivel de energía defensiva con ATP

Debes comenzar fortaleciendo y acelerando los intercambios químicos básicos en su cuerpo.

El ATP o trifosfato de adenosina es una molécula se produce dentro de las células, en las mitocondrias.

Su papel es esencial, vital.

Ya que proporciona la energía necesaria para todas las operaciones básicas de su organismo:

  • Las reacciones químicas de tu metabolismo.
  • División celular
  • Transporte de elementos y productos químicos vitales, como el fosfato.

En resumen, que pone en movimiento sus células, apoya la producción de energía y las defensas del cuerpo.

Esta es la base básica para el funcionamiento de su cuerpo.

Si produce más ATP, su cuerpo debería funcionar mejor y más rápido, especialmente en la producción de anticuerpos y la construcción inmune.

Aquí están mis recomendaciones para aumentar su producción de ATP rápidamente:

  • Consume ácidos grasos insaturados porque son fácilmente quemados por las células, lo que acelera la producción de ATP.

Recomiendo especialmente el aceite de oliva.

  • Toma magnesio: Es el mineral energético y el cofactor de todas las reacciones metabólicas que permiten la producción de ATP …

Recomiendo magnesio combinado con taurina o vitamina B6.

  • Consuma vitaminas del grupo B (B1, B2, PP), que son todas cofactores de la síntesis de ATP.
  • Hacer coherencia cardíaca y ejercicios respiratorios:

Debido a las respiraciones demasiado rápidas y superficiales, la mayoría de sus tejidos están pobremente oxigenados.

Además sus mitocondrias necesitan mucho oxígeno para producir ATP.

Si no respira adecuadamente, la liberación de dióxido de carbono es mala.

Entonces su entorno interno se vuelve ácido, lo que reduce sus reservas de ATP, entre otras cosas.

Con este excedente de ATP, tiene un organismo que está:

en mejores condiciones de reaccionar rápidamente a los ataques y todos sus sistemas se benefician.

Etapa 2: Tus células necesitan estos nutrientes, y rápido

Ahora es el momento de ir a la etapa 2.Nos centraremos más en coronavirus y alimentos.

Puesto que hablamos de los nutrientes esenciales para fortalecer el sistema inmunológico.

Hay una lista de nutrientes que juegan un papel capital en el funcionamiento de su sistema inmunológico.

Por supuesto nos pueden ayudar en la relación de coronavirus y alimentos.

Zinc:  participa en todas las etapas de la producción de anticuerpos y glóbulos blancos.

Es él quien te ayuda a fabricar proteínas (mediadores y anticuerpos) capaces de luchar contra virus y bacterias.

Además opera las divisiones celulares que se utilizan para «fabricar» el ejército inmune.

Sin embargo, la gran mayoría de las personas mayores de 60 años tienen deficiencia de zinc.

Recomiendo el citrato de zinc.

Pero tenga cuidado: el zinc se absorbe mal y llevará varios meses eliminar sus deficiencias.

Vitamina C: lea el articulo alimentos ricos en vitamina C

Vitamina D: participa en la diferenciación de los glóbulos blancos (primera línea contra los ataques virales).

Recomendamos mucho leer la entrada: 15 alimentos con vitamina D

Glutamina: es el aminoácido favorito en los glóbulos blancos.

La glutamina es el combustible de los glóbulos blancos.

Gracias a ésta los hace capaces de devorar cuerpos extraños que atacan su cuerpo.

Puede complementarse a una velocidad de 1 a 2 g / día, excepto en el caso del linfoma, dónde está contraindicado.

La microbiota en sus intestinos: es el asiento de su inmunidad.

Es por eso que debe alimentarlo con las cepas correctas: se prefiere LA802 y LA201.

Complementarse con N-acetilcisteína: es un excelente regenerador de glutatión.

El glutatión es uno de los desintoxicantes más versátiles del hígado.

Se sabe que activa los glóbulos blancos.

Etapa 3: Un arsenal natural contra el coronavirus.

Las primeras 2 etapas están destinadas a darle una mejor inmunidad.

Esta tercera etapa está prevista para las crisis. Como la que conocemos ahora.

Hablaremos de las mejores sustancias naturales para estimular su sistema inmunológico.

Y también para combatir incansablemente cualquier infección que pueda afectarle.

En medicina herbaria, recomiendo Echinacea, por sus polisacáridos.

Es uno de los mejores estimulantes inmunes del mundo vegetal.

Pero está contraindicado en casos de enfermedad autoinmune.

Hay 2 hongos, Reishi (Ganoderma lucidum) y Shiitake (Lentinus edodes) que estimulan el sistema inmunológico.

Estas células sobrecargadas atacan las peores amenazas en su cuerpo, como las células cancerosas.

Un programa de un mes es ideal.

En la gemoterapia, la grosella negra (Ribes nigrum) y la rosa silvestre (Rosa canina) ayudarán a:

revitalizar su cuerpo y luchar contra la astenia.

Se recomienda tomar a largo plazo, al menos 3 meses.

En apiterapia, el propóleo será su arma antiinfecciosa preferida.

El propóleo puro, de 1 a 3 g por día durante 2 a 3 semanas ayudará a proteger su cuerpo de las amenazas externas.

Finalmente, un kit de aromaterapia con los que se consideran los mejores aceites esenciales en este período de coronavirus:

  • Laurel noble
  • Tomillo (timol o tuyanol)
  • Corteza de canela
  • Clavo

Este equipo de choque es formidable contra todas las infecciones.

Ello es porque:

los fenoles, monoterpenoles o cinamaldehídos que contienen son todos inmunoestimulantes y efectivos contra las infecciones.

Sin embargo, tenga cuidado, porque estos aceites esenciales son muy potentes.

Están sujetos a precauciones, incluso contraindicaciones.

Es mejor preguntar a un especialista para más detalles.

Esperamos que toda esta información sobre los alimentos y coronavirus sea de su ayuda.

Y, por supuesto, que este maldito virus desaparezca en el menor tiempo posible, dejando al mínimo el número de víctimas mortales.