Archivo de la etiqueta: Jengibre

Propiedades y beneficios del jengibre

Propiedades y beneficios del jengibre con piel cortado a finas rodajas
Las propiedades y beneficios del jengibre son inumerables

TODAS LAS PROPIEDADES Y BENEFICIOS DEL JENGIBRE

Las propiedades y beneficios del jengibre para tu salud son inumerables. Hoy las conoceremos y sabremos como tomarlo: the de jengibre,en infusión,jengibre con limón,para adelgazar…

Considerada como una especia y como un remedio, la raíz de jengibre es una joya de la alimentación.

Las grandes propiedades y beneficios del jengibre son muy útiles para combatir el frío, ya que tonifica el organismo y aumenta la sensación de calor.

Por eso, su uso está muy extendido para prevenir y disminuir los síntomas de resfriados que cursan acumulación de mucosidad.

El frío hace que la sangre fluya más lentamente.

En este sentido, el consumo de jengibre facilita el flujo de energía y el movimiento de los fluidos internos.

Tomar platos, bebidas calientes, infusiones o tés con jengibre mejora la circulación.

Además tiene un efecto revitalizante sobre los órganos fatigados o sobrecargados y estimula el sistema inmunitario.

En resumen, que las principales propiedades y beneficios del jengibre son:

una mejora de la circulación, los problemas digestivos, los resfriados y aplacar los síntomas del mareo.

Las propiedades y beneficios del jengibre se conocen desde hace años

Es tan sano como el ajo y la cúrcuma y sus propiedades medicinales, de las que hablaremos mas adelante, son objeto de un número creciente de investigaciones.

No solamente aromatiza y añade un inconfundible sabor picante a la sabrosa cocina asiática, sino que:

gracias a las propiedades y beneficios del jengibre, éste está considerado un remedio muy eficaz para:

  1. el alivio de síntomas gastrointestinales
  2. náuseas y vómitos
  3. propiedades antiinflamatorias
  4. virtudes febrífugas, antisépticas y analgésicas.

A menudo se le considera una raíz.

Pero realmente es un rizoma, es decir el tallo subterráneo de una planta llamada en botánica Zingiber officinale Roscoe, que pertenece a la familia de las cingiberáceas.

Normalmente se aprovecha el rizoma fresco de la planta.

La planta del jengibre tiene unas hojas alargadas, como las del maíz, que envuelven su vaina, el tallo, y sus vistosas flores.

Es originario de alguna zona tropical de extremo oriente y su cultivo se extendió desde la India hasta Indonesia, China, Nigeria, América Central y del Sur (por ejemplo, Jamaica), Polinesia y Australia.

DIFERENTES PRESENTACIONES DEL JENGIBRE

Aunque hasta hace poco en Occidente lo más frecuente era encontrarlo en polvo seco, hoy se puede obtener fresco o crudo, incluso en mercados convencionales de grandes ciudades.

  • RIZOMA FRESCO: Así es como se suele usar en Asia.

Los rizomas jóvenes tienen la piel dorada y un sabor más complejo y menos picante que el de los viejos, de piel oscura.

Se añade entero o cortado a sopas y guisos, y también se ralla y exprime para obtener su zumo.

  • EN POLVO: Proviene de los rizomas secos. Su aroma y sabor son más profundos y picantes.

Se utiliza como especia o ingrediente en cocina de fusión.

  • ENCURTIDO: De suave tono rosado, es un producto de origen japonés, llamado allí gari, que suele acompañar el sushi y el maki.

Se prepara con rizomas frescos, vinagre, azúcar y una pizca de café y de sal.

PROPIEDADES Y BENEFICIOS DEL JENGIBRE PARA TU SALUD

El jengibre es rico en sustancias fenólicas, como los gingeroles, y en ácido linoleico.

Las múltiples propiedades y beneficios del jengibre que se le atribuyen se deben sobre todo a su riqueza en aceites volátiles.

También posee enzimas proteolíticos que ayudan a:

digerir las proteínas, vitaminas B6 y vitamina C  y minerales como: calcio, magnesio, potasio y el fósforo.

La piel de los vegetales hace de barrera y contribuye a protegerlos de cualquier exposición a pesticidas o herbicidas.

No obstante, las raíces como el jengibre son más susceptibles a los fertilizantes, ya que tienen una piel muy fina y están en contacto directo con la tierra.

Por eso, la mejor opción es comprarlo con certificado ecológico.

El jengibre es un remedio natural muy versátil.

Las mejores propiedades y beneficios del jengibre son:

  • Tónico circulatorio y refuerzo de las defensas:

Activa la circulación periférica y facilita el sudor.

La combinación de estímulo de sudor y del torrente circulatorio induce a mover la sangre a la periferia.

Esto lo hace apropiado para sabañones, hipertensión y fiebre.

Muy apropiado para procesos febriles y todo lo que esté relacionado con la activación del flujo de la sangre.

También inhibe la agregación plaquetaria, por lo que contribuye a prevenir enfermedades cardiovasculares.

  • Digestivo y antiséptico:

Tomarlo con asiduidad puede:

mejorar la composición de la microbiotica intestinal y favorecer la eliminación de bacterias y microorganismos intestinales potencialmente peligrosos.

Es uno de los estimulantes digestivos más poderosos que se conocen y un remedio muy eficaz contra los mareos y náuseas.

  • Calorífico:

Puede ayudar a la sudoración, y es muy útil en resfriados y gripes.

  • Antioxidante:

Es rico en antioxidantes, que retrasan el proceso de envejecimiento.

  • Antiinflamatorio:

Sus gingeroles, principales componentes activos y responsables de su sabor distinto, son aceites volátiles con propiedades antiinflamatorias muy potentes.

Personas con artritis reumatoide experimentan alivio en su dolor e hinchazón y mejoras de su movilidad cuando consumen jengibre regularmente.

  • Anticancerígeno:

Los citados gingeroles también pueden inhibir el crecimiento de células de cáncer colorectal, como sugieren los resultados de diversos estudios.

  • Actividad muscular:

Como ya hemos dicho anteriormente, presenta un alto contenido en:

magnesio, calcio y fósforo, que participan activamente en la contracción del músculo y en la transmisión del impulso nervioso.

Así pues, constituye un remedio útil para:

prevenir y combatir espasmos musculares y debilidad muscular.

  • Evita nauseas y mareos:

Reduce los síntomas asociados al mareo.

Atención: es muy útil para las nauseas de las embarazadas o mareos asociados al movimiento.

LAS MEDICINALES PROPIEDADES Y BENEFICIOS DEL JENGIBRE

Durante muchos siglos el jengibre ha sido considerado un componente muy importante de la medicina china.

Se menciona ya en las escrituras de Confucio, así como en la medicina ayurvédica de la India.

También se cita en el Corán.

Los panaderos griegos aromatizaban el pan con jengibre hace más de 4.000 años.

Los portugueses lo introdujeron en África y los españoles lo tomaron en las Indias Orientales.

Documentos medievales y del Renacimiento reflejan que se utilizaba contra la peste. Su aroma cautivó a los europeos.

Al jengibre se le han atribuido desde tiempos remotos poderes afrodisíacos por su capacidad para activar la energía en el organismo y la circulación periférica.

También se recomienda su empleo, incluso, en el Kamasutra.

En Filipinas se mastica para expulsar a los malos espíritus y preservar la salud.

Por otra parte, la medicina china y ayurvédica de la India han confiado en él durante siglos por sus numerosas propiedades.

CONTRAINDICACIONES DEL JENGIBRE

En dosis altas puede producir gastritis y está desaconsejado en caso de úlcera gastroduodenal.

Para las embarazadas y madres lactantes se recomienda su consumo en dosis bajas y durante periodos cortos.

Tampoco conviene a niños menores de 6 años.

LAS PROPIEDADES Y BENEFICIOS DEL JENGIBRE EN LA COCINA

En la cocina los efectos de las propiedades y beneficios del jengibre son igual de fascinantes que en la salud.

Aunque, quizá por entrar en el terreno de los sentidos, un poco más inclasificables.

Suele decirse de él que su aroma es cálido, exhuberante y especiado.

Que recuerda a los cítricos, especialmente al limón, a hierba fresca y un poco a madera, pero dulce.

Y su sabor no se queda atrás, con un inicio picante y exótico, extraño para muchos, y caliente pero fresco a la vez.

Su ardor es distinto al de la pimienta y las guindillas pero, como éstos, al final amargo, a fuerza de tanto picar.

En cualquier caso, es un descubrimiento permanente, que depara siempre impresiones nuevas.

Aunque es posible que a muchos les haga arrugar el gesto al principio.

Sobre los usos del jengibre, éste puede añadirse fresco a cualquier plato:

  • rallarlo sobre una ensalada,
  • para aromatizar la fruta fresca, o
  • incluirlo en:

sopas, platos de pescado, verduras, guisados, salsas, galletas, masas de repostería, panes, postres y bebidas tanto frías como calientes.

Si se quiere utilizar el jengibre para aromatizar un plato, utilizar la ralladora para extraer su jugo, porque es donde se concentran todas sus propiedades.

Presionar la pulpa y abocar el zumo en un recipiente.

También se puede utilizar para:

infusionar, ayudándose de una cuchara para pelarlo, ya que justo la parte interesante se encuentra justo debajo de la piel, y cortarlo a trozos.

Después añadirlo a una cazuela con agua fría para que no se oxide, hervirlo y dejarlo infusionar durante 10 minutos.

Una de las propiedades y beneficios del jengibre es que mejora la circulación y tiene un efecto revitalizante

En todas las recetas en las que se desee notar esta compleja batería de estímulos, se puede agregar el jengibre.

No obstante, lo mejor es catarlo primero al natural, para conocer su sabor original.

Se puede probar una gota de su zumo fresco o mojar el dedo en el polvo.

Conviene empezar con pequeñas cantidades y, si gusta, ir aumentando la proporción.

Por su naturaleza caliente, tal como lo clasifica la dietoterapia china, es normal consumirlo para:

templar el cuerpo en las estaciones o en lugares de clima desapacible.

Y por la misma razón, convenientemente equilibrado con otros alimentos de naturaleza fría, puede también disfrutarse en verano.

Una vez cocinado, se toma aún más cálido y energético.

Forma parte de numerosas recetas clásicas, tanto culinarias como medicinales, pero se desvirtúa en parte, tal como sucede con el ajo.

El jengibre combina muy bien con:

  • la salsa de soja,
  • el vinagre,
  • jengibre con limón,
  • el sésamo,
  • el aceite, y
  • el miso para elaborar salsas, vinagretas y condimentos.

Añadido solo enriquece cualquier alimento de sabor no muy fuerte o dulce, como el pescado, el arroz, las verduras o las frutas.

El rizoma fresco, que es como se suele emplear mayoritariamente en Asia, se utiliza de formas diversas.

Para sopas y guisos de larga cocción, puede añadirse un trozo entero, de unos 3 centímetros.

Este irá liberando sus bondades a la olla poco a poco.

En los arroces, verduras salteadas y pastas rápidas, puede añadirse después de pelarlo.

Ya sea cortado en láminas muy finas, picado en minúsculas tiras o rallado.

Una rodaja de medio centímetro por comensal es suficiente.

La otra opción, muy utilizada por la cocina oriental y la natural, es la de:

rallarlo, exprimir la pulpa obtenida y añadir ese zumo al final de la cocción, justo antes de comérselo.

De esta manera se aprovechan mejor todas las saludables propiedades y beneficios del jengibre, así como sus virtudes culinarias.

Se recomienda media cucharita de zumo por persona.

El jengibre en polvo ha sido hasta hace pocos años casi la única forma en la que se podía disfrutar de él.

Por ello se encuentra presentado así en la mayoría de recetas de toda Europa, por lo general dulces: tartas, confituras, etc,,.

El polvo no es intercambiable con la raíz fresca, ni suelen mezclarse pues sus cualidades son diferentes.

EJEMPLOS DE PLATOS CON JENGIBRE

Algunas ideas de platos para aprovechar las inumerables propiedades y beneficios del  jengibre son:

Seitán al jengibre con pure de patata

Para 4 personas, preparación: 30 minutos, cocción 20 min, reposo: 2 horas

  • 200 g de seitán,
  • 1 cucharada de jengibre en polvo,
  • 3 cucharadas de aceite de sésamo,
  • 600 g de patatas,
  • 4 setas shiitake secas,
  • 8 cebollitas francesas,
  • 1 vaso de zumo de manzana,
  • 2 cucharadas de miel clara,
  • 1 cucharada de salsa de soja,
  • 1 cucharada de aceite de oliva,
  • sal

Ración de 100 gr: Calorías: 200, Hidratos de Carbono: 23 g, Grasas: 7 g, Proteinas: 11 g, Colesterol: 0 g.

Puré de caqui con jengibre

Para 4 personas, preparación: 10 minutos, cocción 55 minutos.

  • 3 caquis maduros,
  • 1 cucharada de miel clara,
  • 1 cucharadita de espesante agar-agar,
  • 2 cm de raíz fresca de jengibre,
  • 750 ml de leche de avellanas o de soja al chocolate,
  • 4 yemas de huevo,
  • 1 cucharada de harina de maiz.

Ración de 100 gr: Calorías: 233, Hidratos de Carbono: 27 g, Grasas: 9 g, Proteinas: 10 g, Colesterol: 0,3 g.

Alimentos contra la Migraña

Alimentos contra la migraña: las semillas de mijo
Alimentos contra la migraña: las semillas de mijo

Alimentos contra la migraña? Pues si, hoy hablamos de ellos.

La Migraña es una patología el síntoma predominante de la cual es un dolor de cabeza de intensidad grave que afecta a un 12% de la población, con una incidencia más grande en personas de 15 a 50 años, especialmente en mujeres.

Se trata de un tipo especial de cefalea, asociado a un insufrible dolor pulsátil, situado comúnmente en una sola parte de la cabeza, que nos puede provocar vómitos y que nos moleste incluso la luz.

Posibles causas de la migraña:

La histamina es una molécula vital producida por el organismo humano. La histamina exógena procedente de los alimentos no tiene ninguna función fisiológica y se degrada en el intestino mediante la enzima DiAminoOxidasa (DAO).

Pues bien, el 87% de personas con migraña presentan déficit de DAO y esto hace que la histamina ingerida en la dieta no se pueda degradar y se acumula en el plasma, provocando la aparición de migraña y otros efectos adversos.

Otros problemas asociados a la migraña son:

Factor hereditario, alteraciones de determinadas vías nerviosas y tejidos circundantes, el estrés (es sin duda un factor que puede ocasionarnos fuertes ataques de migraña), problemas en el hígado, cambios hormonales, problemas en la visión (trabajar a veces muchas horas delante del ordenador), una mala alimentación.

¿Qué puede desencadenar una migraña?

  • Una jornada de mucho estrés.
  • Cambios en nuestros ciclos de sueño.
  • Ayunar por las mañanas.
  • Estar mucho rato al sol.
  • La menstruación, e incluso el uso de píldoras anticonceptivas.
  • Ciertos alimentos como el cacao, los lácteos… y sobre todo comidas que contengan histamina (vino rojo, queso curado, pescado, hígados de pollo, higos…
  • Luces muy brillantes, olores muy fuertes, ruidos o sonidos altos…

Alimentos adecuados para la migraña o antimigrañas:

Una dieta baja en histamina mejora significativamente los síntomas relacionados con el déficit de DAO, especialmente la migraña.

Además debes incorporar a tu alimentación:

  • Alimentos con Vitamina B2: reducen el dolor de cabeza. ¿Dónde los encontramos? En aquellos que contienen riboflabina: las sardinas, las lentejas, el salmón, la lubina, las setas…
  • Alimentos con Vitamina B6: Necesarios para aumentar la serotonina, que evita la aparición del dolor. La podemos encontrar en el bacalao, la trucha (la proteína magra de pescado con omega 3 es muy beneficiosa para la prevención de problemas de jaquecas), las patatas al horno (con piel), el brócoli, los espárragos, los nabos, los cereales integrales, las semillas de girasol, el salvado.
  • Alimentos con Magnesio. Indispensable. Cuando sufrimos estrés se bloquea la producción de magnesio, lo cual deriva en dolor físico, y sobre todo en dolor de cabeza. ¿Dónde lo podemos encontrar? En la levadura de cerveza, en las pipas de girasol, en las nueces, en el arroz integral, en las castañas secas… también se puede encontrar en cápsulas en las herboristerías como suplementos que pueden ayudar a prevenir las migrañas.
  • Semillas de lino: Una dieta anti-inflamatoria es beneficiosa para prevenir las migrañas, por lo que las semillas de lino, con los ácidos grasos omega-3, los ácidos grasos antiinflamatorios (y la fibra), debe ser un elemento básico en tu dieta.
  • Mijo: El mijo es uno de los muchos granos enteros que son parte de una vida sana. Contiene una gran cantidad de magnesio y vitaminas del complejo B, que ayudan a que las migrañas no aparezcan. Combina este cereal saludable con unos pocos ingredientes adicionales como ensalada de tomate y lentejas.
  • Espinacas: La riboflavina o vitamina B2 que tiene, ayuda en la batalla contra la migraña.
  • Jengibre: Es posiblemente el analgésico natural más efectivo que pueda haber, estupendo sin duda para las migrañas. Podéis, por ejemplo, preparar un té con jengibre dos veces al día.
  • Menta: es un excelente sedante. Puedes hacerte infusiones con ella. Con un masaje con aceite de menta en el cuello es perfecto para relajarse, inhalar sus vapores también es muy efectivo.
  • Lavanda, melisa y tila: Todas ellas tienen una acción sedante muy apropiada. Si las combinas y las ingieres cada cinco horas poco a poco verás cómo mejora tu dolor. Aceite de lavanda: Puedes aplicártelo en la frente con una compresa, es un remedio muy antiguo para aliviar los dolores de las migrañas.
  • Caléndula: Perfecta para relajar y aliviar el dolor. Basta con tomar dos tazas al día, coge un puñado de hojas y calienta ¼ de agua, filtra el líquido y bébelo poco a poco.

Alimentos a evitar para las migrañas:

Deberemos eliminar todos los alimentos que favorezcan la acumulación de histamina:

  • Bebidas alcohólicas y estimulantes.
  • Alimentos fermentados.
  • Panes recién horneados que contentan levadura: Por la masa fermentada.
  • Embutidos y carnes curadas.
  • Lácticos: Leche de vaca y algunos Quesos: Incluye todo tipo de quesos duros y alimentos preparados con queso. Los quesos blancos, cottage, ricotta y queso crema, pueden tomarse.
  • Embutidos y carnes curadas.
  • Ciertas frutas y verduras: Entre las frutas más problemáticas se encuentran: Frutas cítricas y jugos de frutas, plátanos, pasas y otras frutas secas preservadas con sulfitos, frambuesas, ciruelas rojas, papaya, maracuyá, higos, dátiles, y los aguacates. Y entre las verduras que pueden favorecer la aparición de jaquecas están: el chucrut, vainas de guisantes y habas de faba. El peor puede ser la cebolla, aunque las cebollitas se pueden tomar.
  • Chocolate: Cualquier cosa con cacao. El chocolate contiene feniletilamina, que pueden causar que los vasos sanguíneos se expandan y contraigan.
  • Cafeína: Se encuentra en café, té negro, refrescos de cola y otros refrescos. Dejar de tomar cafeína de repente también puede provocar dolores de cabeza.
  • Vino tinto: El exceso de vino tinto o alcohol pueden provocar migrañas. Evita también el vinagre, el balsámico es el más problemático.
  • Salsa de tomate, aderezos,..
  • Glutamato monosódico: Se encuentra en la comida china, pero también en la sal sazonada, aperitivos salados, sopas preparadas, muchos alimentos bajos en grasa y bajos en calorías, e incluso hamburguesas vegetarianas. Mantente alejado de las proteínas vegetales, la soja o vegetales hidrolizados, que puede contener compuestos similares.
  • Bebidas edulcorades con aspartamo: el aspartamo contiene excitotoxinas que afectan a las células nerviosas.

Para finalizar el articulo, os damos un ejemplo de dieta para la migraña o antimigraña:

  • En ayunas: Jugo de limón exprimido, nos ayuda a limpiar el organismo y es anti migraña.

  • Desayuno: Una taza de avena y una pieza de fruta.
  • Comida: Un caldo vegetal, ensalada fresca y salmón.
  • No olvides beber mucha agua: ello evitará que te deshidrates, especialmente si has vomitado por el dolor de las migrañas.
  • Cena: verdura al vapor, un sándwich integral y una taza de avena con leche de almendras.
  • Antes de ir a dormir: una manzana fresca y una infusión anteriormente especificada.