Alimentos con prolina [2022]

Alimentos con prolina o alimentos ricos en prolina
Alimentos con prolina, tendencia a la depresión?

ALIMENTOS CON PROLINA, EL AMINOÁCIDO DE LA DEPRESIÓN?

Los alimentos con prolina, o alimentos ricos en prolina o que lo contienen,parecen estar asociados a la depresión.

Hoy te explicamos cuáles son!

Una dieta rica en alimentos con prolina se asocia con una mayor tendencia a tener depresión.

Según un estudio científico, del que hablamos más adelante, es un aminoácido que influye en el estado depresivo de los seres vivos.

Estos son los alimentos ricos en prolina, un aminoácido asociado con la depresión:

  • Carnes como las de cerdo y ternera, pollo, pavo
  • Pescados del tipo de la sardina, mero, salmón, y atún;
  • Los lácteos y los huevos y
  • Ciertas hortalizas y vegetales como las judías, guisantes, zanahorias y el pepino.

Por tanto, la prolina se encuentra en alimentos de origen animal como carnes, pescados, lácteos y huevos.

Sin embargo, también se puede encontrar en alimentos de origen vegetal como:
legumbres, semillas, cereales integrales, frutas, frutos secos y vegetales ricos en vitamina C.

¿QUÉ ES LA PROLINA?

Pero, ¿qué es exactamente la prolina?

Es un aminoácido que no es esencial en la alimentación humana y animal, pero es un componente de la mayoría de proteínas.

Ejerce un papel esencial en la síntesis de proteínas, en particular, en la síntesis del colágeno.

El colágeno es esencial para mantener la estructura y la fuerza de los tejidos conectivos como el hueso, la piel, el cartílago y los vasos sanguíneos.

Está presente en los alimentos para prevenir la osteoporosis.

El aminoácido relacionado con la depresión está presente en muchos alimentos comunes, de los que comemos habitualmente.

Así, una dieta rica en alimentos como el salmón, la sardina o el atún; carne de pollo, pavo, cerdo o ternera; lácteos y huevos o vegetales como las zanahorias, los guisantes, el pepino o las judías.
se asocia con una mayor tendencia a tener depresión!

En cuanto a la salud mental también parece que existe cierta relación con una buena alimentación.

En los últimos años se han empezado a evaluar algunas comidas o patrones que:

intentan establecer relaciones que ayuden a superar o provoquen ciertas patologías.

UN ESTUDIO VINCULA PROLINA CON DEPRESIÓN

Un estudio científico ha confirmado la relación entre un aminoácido presente en muchos alimentos, alimentos con prolina, y la depresión.

Así, un estudio catalán del Instituto de Investigación Biomédica de Girona y la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona han encontrado:

una relación que podría ayudar en gran medida a las investigaciones contra la depresión.

Según la reciente investigación presentada en la revista “Cell Metabolism”:

parece existir una relación entre este problema y la prolina, un aminoácido presente en muchos alimentos.

Por lo que se explica en este estudio, publicado en ‘Cell Metabolism’:

una dieta rica en esta sustancia se asocia con una mayor tendencia a tener depresión.

Así, este aminoácido tendría una influencia clave en el estado anímico de las personas.

Se analizaban la cantidad y el tipo de aminoácidos que habían ingerido éstos para poder:

adivinar qué alimentos o sustancias podían estar detrás de los comportamientos depresivos.

Así, mediante una prueba de plasma realizada a los analizados, se logró descubrir que:

la prolina era uno de los indicadores asociados a la depresión.

Como no todo el mundo que tenía un alto consumo de prolina afirmaba tener un ánimo más depresivo en el cuestionario facilitado por el estudio:

también se observó una relación entre la depresión y la composición de la macrobiota intestinal:

las bacterias y los genes bacterianos asociados al metabolismo de la prolina.

Para saber si la presencia de prolina era causa o consecuencia del ánimo depresivo, se trasplantó la microbiota de los participantes a ratones.

Los roedores con mayor estado depresivo eran los que habían recibido la microbiota de participantes con un alto nivel de prolina.

Se analizaron los cerebros de los ratones, para encontrar genes asociados al transporte de prolina.

Y se realizó un experimento para evaluar las ganas de superar dificultades de moscas de la fruta como indicador de la depresión.

ALIMENTOS CON PROLINA:PRESENTES EN LA DIETA

Una vez descubierto este aminoácido que podría cambiar los estudios sobre la depresión, cabe destacar que está presente en muchos alimentos de consumo casual.

Así, según los investigadores, se podría avanzar mucho en:

la investigación contra la depresión gracias a que el aminoácido puede encontrarse en muchos alimentos comunes.

Éste lo podemos encontrar, como hemos visto al inicio del artículo, en:
carnes como el pollo, cerdo o ternera y pescados como la sardina, el salmón y el atún.

Además, la prolina también destaca en huevos y lácteos o en vegetales como las zanahorias.

Esta investigación realizada abre la puerta en un futuro en el campo científico de la salud y la nutrición a:

plantear estudios para encontrar nuevos tratamientos contra la depresión basados ​​en la dieta y en los alimentos con prolina o sin.