Las algas depurativas:Chlorella y Spirulina

Algas depurativas
Algas depurativas como espirulina

ALGAS DEPURATIVAS

Las algas depurativas Chlorella y Spirulina o Espirulina están consideradas como superalimentos por sus beneficios y propiedades.

Y me preguntaréis, ¿por qué? ¿qué hay de beneficioso en su consumo?

Pues en el artículo de hoy, desde El Nutricionista en Casa, os respondemos a estas cuestiones.

Debéis saber que existen en concreto dos algas verdes con un gran valor depurativo y energético.

Sus nombres son: Chlorella y Spirulina o Espirulina en español.

La Espirulina (Arthrospira o Spirulina platensis) es un alga unicelular de agua dulce.

Su color es azul-verdoso por la presencia de la clorofila (pigmento verde) y la ficocianina (pigmento azul).

Tiene forma helicoidal (espiral), de ahí el origen de su nombre.

La Chlorella (Chlorella pyrenoidosa) es un alga microscópica de estructura unicelular de origen asiático.

Crece en agua dulce y está catalogada como una de las primeras formas de vida que apareció en la Tierra hace millones de años.

BENEFICIOS DE LAS ALGAS DEPURATIVAS CHLORELLA Y ESPIRULINA

El consumo de dichas algas depurativas, consideradas ya como superalimentos por la gran mayoría de nutricionistas va en aumento.

Además de este poder depurativo y energizante que tienen, también nos aportan:

  • una alta concentración de micronutrientes (como son los minerales y vitaminas) y de macronutrientes,
  • proteínas vegetales e hidratos de carbono de absorción lenta y
  • ácidos grasos insaturados (“los buenos”, para que lo entendáis…) sin aporte de lipoproteínas y muy pocas calorías y grasas.

Pero es que no terminan aquí las ventajas que nos aporta la incorporación de estos alimentos depurativos .

Otros beneficios de las algas depurativas Chlorella y Espirulina son:

  • Alto contenido en hierro absorbible o disponible, lo que reduce el riesgo de anemia.
  • Aporte de magnesio, ácido fólico, vitaminas (A, C, D, E, K, B1, B2, B12), aminoácidos esenciales (su contenido es similar al huevo) y proteínas vegetales. 

Por lo que suponen un reconstituyente ideal para deportistas, mujeres en período menstrual y menopausia.

Así como para personas que sigan una dieta vegana equilibrada o vegetariana.

Proporcionan una gran capacidad saciante por su contenido en fibra.

Tienen mucílagos, que en contacto con el agua forman un gel.

Esto contribuye a regular el tránsito intestinal y son efectivas para dietas de reducción de peso y para mantener el colesterol estable.

Además, hay un aporte de micronutrientes minerales:

  • hierro,
  • calcio,
  • cromo,
  • sodio,
  • zinc,
  • cobre,
  • selenio,
  • fósforo,
  • potasio,
  • magnesio,
  • yodo y
  • manganeso.

Con aporte igualmente de vitaminas.

Lo que va ideal en épocas de cansancio y para mejorar el rendimiento físico y el bienestar.

Las algas depurativas Chlorella y la Spirulina favorecen la rápida regeneración cutánea.

Por ello son ideales para la piel al aportar vitamina E, figura clave en la prevención del envejecimiento celular prematuro.

Su considerable contenido en antioxidantes contribuye a:

defender el organismo de los radicales libres y retrasar el envejecimiento de éste.

Evidentemente tienen presencia de clorofila.

Esta posee la cualidad de secuestrar o acumular:

  • los metales pesados (mercurio, zinc, plomo, cadmio, aluminio…) y
  • otras sustancias perjudiciales para el organismo y eliminarlas.

Además, colabora a evitar el mal aliento.

¿De qué modo se toman estas algas depurativas?

Esta debe ser la gran pregunta que en estos momentos ya os debéis estar haciendo, ¿cierto?

Pues las algas depurativas Chlorella y la Spirulina pueden consumirse de forma diaria como:

Complemento nutricional (cápsulas).

Se pueden tomar en forma de comprimidos de Chlorella o de Espirulina.

Superalimento (en polvo).

Una mezcla de ambas algas en polvo, que es una opción ideal para:

añadirlas a batidos, smoothies, mezclada con verduras o recetas de todo tipo.

Pensar que sólo 2gr de Espirulina:

cubren muchas de las necesidades alimentarias de una persona adulta.

En conclusión, las algas depurativas Chlorella y Spirulina son muy beneficiosas para nuestro organismo.